• Inicio
  • Los discos de nuestra vida

Los discos de nuestra vida

12
Noviembre
2022

JACKIE WILSON - THE GREATEST HITS (1957 - 1971)

Javier Muñoz

JACKIE WILSON - THE GREATEST HITS (1957 - 1971)

De entre las muchas y variadas gargantas profundas que nos ha dado el soul pocas atesoran tantos registros como la de Jackie Wilson, un tenor apasionado al que llamaban Mr. Excitement por sus electrizantes contoneos y que llegó a ser considerado como el Mario Lanza negro.

No es baladí que el gran Van Morrison le dedicara una canción, Jackie Wilson Said (I’m In Heaven When You Smile), que el rey Elvis confesara su admiración, que James Brown copiara sus movimientos en escena o que el fundador y dueño de la Motown, Berry Gordy Jr., compusiera su primer y a la postre mayor éxito, Reet Petite.

Sin embargo, la vida de Jack Leroy Wilson Jr. estuvo lejos de ser un cuento de hadas. Nacido en un gueto de Detroit en 1934, su padre alcohólico y sin apenas opciones de prosperar se convirtió en un delincuente juvenil con dos reclusiones en un correccional.

Probó con el boxeo en el peso welter sin mucho recorrido y lo que sí tuvo un efecto rehabilitador para él fue la música. Desde niño le gustaba cantar con su madre en la iglesia, donde enseguida destacó por sus facultades.

Descubierto por el cazatalentos Johnny Otis, el primer salto importante de Jackie ocurrió en 1953 cuando sustituyó como solista en Billy Ward & The Dominoes a su ídolo Clyde McPhatter,  que poco tiempo después formó los aclamados Drifters. 

 

Reet Petite

Su etapa con los Dominoes fue efímera lejos de los éxitos anteriores del grupo y el espaldarazo definitivo llegó en 1956 con la canción Reet Petite, escrita antes de fundar la Motown por el mencionado Berry Gordy, su paisano de Detroit y con el que había intercambiado guantes en el ring.

El impresionante derroche vocal de Wilson, unido al endiablado ritmo, pegada de los vientos y un insuperable estribillo en el que tartamudea al referirse a Reeeeeeet Petite, “la mejor chica que podrías llegar a conocer”, le valió para entrar en las listas, pero donde resultó un auténtico bombazo fue en el Reino Unido 30 años después gracias a un documental de la BBC y un original videoclip hecho con plastilina.

Para glosar lo más granado de su discografía elegimos la recopilación The Greatest Hits Of Jackie Wilson con 16 de sus mejores interpretaciones.

Berry Gordy todavía le cedió varios temas más como To Be Loved, That's Why (I Love You So), I'll Be Satisfied o Lonely Teardrops, que en 1958 alcanzó el Top Ten pop.

Con reminiscencias en los coros de sus comienzos doo-wop, emerge el torrente gutural de Wilson en Lonely Teardrops con picos increíbles, al igual que en That’s Why o el indomable espíritu Rhythm & Blues de I’ll Be Satisfied, mientras que To Be Loved es una desgarradora balada.

Baby Workout es Jackie Wilson en estado puro y Talk That Talk no le va a la zaga. La fiereza vocal se expandía con su indómita presencia en directo en un constante meneo de piernas, brazos y acrobacias que dejaban sin respiración a la audiencia, algo de lo que tomaron buena nota Elvis Presley James Brown, entre otros.

Sus dotes operísticas destacan en Dany Boy, NightA Woman, A Lover, A Friend o Doggin' Around.

En 1966 vivió una segunda juventud en el sello Brunswick de la mano del productor Carl Davies con más joyas como Whispers, la popera I Get The Sweetest Feeling o la muy celebrada (Your Love Keeps Lifting Me) Higher And Higher, entrada del bajo y subidón irrefrenable para un nuevo derroche al micrófono de Mr. Excitement.

Depresión y tragedia

A pesar de un repertorio que podría haber sido la envidia de cualquiera, Jackie Wilson nunca se sintió valorado en la misma medida que muchos de sus coetáneos. Depresivo, sucumbió al alcohol y las drogas y su vida sentimental fue todo lo contrario a un lecho de rosas.

La tragedia también se cebó con él. En 1961 fue disparado por una fan, perdió un riñón y la bala quedó alojada junto a la columna el resto de su vida. Su hijo mayor de 16 años fue asesinado en una reyerta callejera en 1970 y otras dos de sus hijas fallecieron muy jóvenes. 

El 29 de septiembre de 1975, mientras actuaba en el show de Dick Clark sufrió un infarto que le dejó en coma, del que nunca se recuperó hasta su muerte casi una década después, el 21 de enero de 1984.

El reconocimiento desde entonces al legado de Jackie Wilson ha sido constante con repetidos homenajes y su inducción al Salón de la Fama del R&R en 1987. Parafraseando una de sus canciones, su música nos sigue elevando cada vez más alto.

¡A disfrutarlo, háganme el favor!

JACKIE WILSON - THE GREATEST HITS (1957 - 1971)

 

.1. Reet Petite (The Finest Girl You Ever Want To Meet)

.2. To Be Loved

.3. Lonely Teardrops

.4. That's Why (I Love You So)

.5. I'll Be Satisfied

.6. Talk That Talk

.7. Night

.8. Doggin' Around

.9. A Woman, A Lover, A Friend

10 Am I The Man

11 Baby Workout

12 Danny Boy

13 Whispers (Gettin' Louder)

14 (Your Love Keeps Lifting Me) Higher And Higher

15 I Get The Sweetest Feeling

16 You Got Me Walking

 

- Otros discos recomendados: He's So Fine (1958), Lonely Teardrops (1959), Jackie Sings The Blues (1960), Higher & Higher (1967)

Categories: 2022, Noviembre

19
Septiembre
2022

VANESSA PARADIS (1992)

Javier Muñoz

VANESSA PARADIS (1992)

Vanessa Paradis saltó a la popularidad mundial por su relación con Johnny Depp y el indudable mérito de haber ‘domado’ en sus 14 años juntos (1998-2012) al indómito actor estadounidense para ser un ejemplar padre de sus dos hijos en común, aunque en Magnetófono preferimos destacar que esta modelo, actriz y cantante francesa ya había encandilado antes nada menos que a Lenny Kravitz.

Más allá de sus indudables atractivos naturales, Vanessa Chantal Paradis ha demostrado que se desenvuelve de maravilla en una pasarela, ante una cámara o empuñando el micrófono en una carrera que supera las tres décadas desde que irrumpió en 1987 con apenas 14 años y el single ‘Joe le taxi’, once semanas #1 en Francia y #3 en el Reino Unido pese a cantar en la lengua de Moliére.

El legendario cantautor galo Serge Gainsborough, que en 1967 ya había escandalizado con Je t'aime moi non plus en un libidinoso dueto con Jane Birkin, sucumbió también a los encantos de Paradis para componer y producirle un álbum completo, ‘Variations sur le même t'aime’ (1990).

La definitiva proyección internacional llegó a continuación para Vanessa. Fichada como modelo ‘oficial’ de Chanel y aparcada momentáneamente su faceta cinematográfica, dio el salto a Estados Unidos, surgió el flechazo con Lenny Kravitz y, ‘quid pro quo’, el genio de Nueva York ‘cocinó’ para ella con todos los ingredientes: producción, composición, instrumentación y eventuales coros, su fantástico primer disco en inglés con el título homónimo de Vanessa Paradis (1992) del que nos ocupamos.

Tienes que ser mi chico

Aunque diferente a la clásica de Phil Spector para las Ronettes del mismo nombre, Be My Baby revive el encanto de los grupos femeninos de los 60, una de las variadas obsesiones sónicas de Kravitz que pone todo su talento al servicio de la sensual interpretación de Paradis. Estribillo para enmarcar con estallido de coros, cuerdas y decidida base rítmica.

Be My Baby es el tema estrella, pero no el único de un álbum que nos sorprende y enamora en cada capítulo.

Sin ir más lejos, Natural High lo abre con la genuina fuerza de Kravitz para lucimiento de sus lugartenientes como la intro al wurlitzer de Henry Hirsch, los latigazos guitarreros de Craig Ross, el prominente bajo de Tony Brelt y la energía vocal de Paradis ¿quién dijo que era frágil?. Hipnótica con aderezos de jazz y esparcimiento orquestal que convive con el martilleo percusivo.

Feliz domingo y también lunes

Otro momentazo del disco es la vitalista Sunday Mondays para desmontar la habitual depre que lleva del domingo al lunes. “Brilla el sol, las nubes se apartan y nuestro corazón se acelera, así que demos un paseo y liberemos nuestra mente”.

Tremendo el teclado (harpsichord) de Hirsh, destellos a las seis cuerdas de Ross, el soberbio trombón de Jamal Haines, la base y arreglos de Kravitz que ponen la alfombra a las voces superpuestas de Paradis. Un clamor de cariño ecológico cuando ni se barruntaba la crisis climática. Habrá mejores esencias del pop sicodélico, pero ahora no las recuerdo.

Solitarios arcos iris

Difícil encontrar una expresión mayor de entrega a su novia de Lenny a Vanessa que en Lonely Rainbows, sentida balada donde las haya. “Sé de un lugar donde nos podemos esconder, ver el arco iris y volar…” 

El piano tenue de Hirsh nos conduce a un sublime dueto de los dos tortolitos: Paradis tierna y dulce y la respuesta magistral de Kravitz, en casi el único pasaje del álbum que le roba algo de protagonismo a su chica.

Las expresiones de cariño de la bestia a la bella se suceden en la jazzy, Your Love Has Got A Handle On My Mind, lograda segunda voz en falsete del propio Kravitz, y similares efluvios con ambiente lounge en la instrumental Paradis, cuyo título no admite dudas del idilio que vivían. La acústica Silver and Gold lo refrenda.

I’m Waiting For The Man rinde homenaje a una de las clásicas de la Velvet Underground, recuperando la atmósfera prepunk de la que fue pionero Lou Reed. Paradis escupiendo las palabras en un ritmo histérico al que contribuye la armónica de Kravitz.

Una batería desenfrenada lo inunda todo en The Future Song. Kravitz lo toca todo con un solo hendrixiano y Paradis canta con ganas a un mejor futuro por venir.

Just As Long As You Are There cierra el disco con el logrado sabor soul que irradian Paradis y Kravitz, quien nuevamente se luce a las seis cuerdas.

Incombustible

Tras este álbum, Vanessa se embarcó en una gira de la que se editó un directo, retomó su trabajo de actriz y modelo en los siguientes años y así ha seguido compaginando las tres facetas. Su última grabación data de 2018, también hizo sus pinitos en el teatro y sus apariciones en la gran pantalla superan la treintena. 

Lamentamos que el enamoramiento con Kravitz no hubiera dado, al menos, para otro o seis discos más…

¡A disfrutarlo, háganme el favor!

VANESSA PARADIS (1992)

.1. Natural High

.2. I’m Waiting For The Man                         (Lou Reed)

.3. Silver And Gold

.4. Be My Baby                                            (Lenny Kravitz/Gerry De Veaux)

.5. Lonely Rainbows                                    (Kravitz/Henry Hirsch)

.6. Sunday Mondays                                   (Kravitz/Hirsch)

.7. Your Love Has Got A Handle On My Mind

.8. The Future Song

.9. Paradis

10 Just As Long As You Are There             (Kravitz/Hirsch)

 

. Todas las canciones de Lenny Kravitz, salvo donde se indica

. Otros discos recomendados:  Variations sur le même t'aime (1990), Live (1994), Divinydille (2007), Les Sources (2018)

 

Categories: 2022, Septiembre

05
Julio
2022

JIMMY BUFFETT - SONGS YOU KNOW BY HEART (1973 - 1979)

Javier Muñoz

JIMMY BUFFETT - SONGS YOU KNOW BY HEART (1973 - 1979)

 

Llega el verano y las cortas vacaciones para la mayoría de los mortales, excepto para algunos privilegiados que disfrutan del estío todo el año como Jimmy Buffett, un simpático ’bon vivant’ siempre bronceado que entre paseos en barco y margaritas compone y canta canciones.

Millonario para más señas, merced a su imperio de restaurantes, casinos, fábricas de cerveza, inmobiliarias y, desde luego, una exitosa carrera musical cuyo estilo podría describirse como un tropical country-folk-rock aderezado con animosos destellos de R&R, guiños latinos y un hedonista sentido del humor, reflejado también en su faceta de escritor.

James William Buffett vino al mundo el día de Navidad de 1946 en Mississippi, la infancia la pasó en Alabama y empezó su carrera musical en la meca del country, Nashville, pero fue ya en los 70 cuando descubrió su verdadero vergel en los cálidos cayos del sur de Florida, especialmente en Key West.

De su abundante discografía escogemos el recopilatorio Songs You Know By Heart que engloba lo mejor de su producción entre 1973 y 1979, aunque con la imperdonable omisión de Livingston Saturday Night.

Soñando con hamburguesas y margaritas

Cheeseburger In Paradise es Jimmy Buffett en estado puro. Una cachondada en la que fluyen la base rítmica, las guitarras, los coros, estupendos cambios y una personal visión nutricionista: le recomiendan comida vegetariana con zumos de zanahoria mientras él sueña con hamburguesas de queso bien acompañadas de cebolla y una generosa cerveza.

Si Cheeseburger le valió para abrir una cadena de restaurantes, lo expandió con las cafeterías y resorts Margaritaville, el tema que más le identifica y un himno para sus incondicionales fans, los 'Parrotheads (cabezas de loro). 

Sabor campero y un pegadizo ambiente caribeño para sumergirnos en ese edén donde fluye el estimulante cóctel mexicano, aunque su problema es que alguien se llevó el salero para completar la margarita, pero, caballero él, no piensa culpar a la mujer con la que estuvo.

El espíritu rockero fluye en Fins, coescrita con su fiel banda, Coral Reefer, y las acústicas y la percusión se desatan en Volcano con un ambiente que flota efervescente en el golfo de México, es decir entre Nueva Orleans y Florida.

Changes in Latitudes, Changes in Attitudes es una de sus mejores composiciones con una atractiva melodía folk y una evocadora confesión de los muchos y placenteros recuerdos que le acompañan aunque se halle muy lejos de su adorada Florida y se consuela con una botella de ron.

Marinero y pirata de buen saque

La tradición marinera familiar aflora en Son of a Son of a Sailor, una delicia campera en la que se rodea de grandes como Steve Goodman a la acústica, su mano derecha el teclista Michael Utley y la armónica de Fingers TaylorBoat Drinks nos mece igualmente en el barco con unos tragos y el ritmo caribeño, mientras se revela como corsario en A Pirate Looks At Forty.

Come Monday destaca como una de sus más sentidas baladas realzada con la steel de Doyle Gresham, y el intimismo también inunda He Went To Paris o el cadencioso swing frutal de Grapefruit, Juicy Fruit, en tanto que Pencil Thin Moustache nos sube la moral con un estupendo crescendo y los elegantes punteos de Reggie Young.

El excelso violín de Vassar Clements es el hilo conductor de Why Don't We Get Drunk, proposición a la que considera su reina para emborracharse y algo más.

Buffett ha sobrepasado ya los 75 años, la pandemia y, por lo que parece, su hígado no le pasa factura. En 2020 publicó Life On The Flipside con la colaboración del gran cantautor norirlandés Paul Brady, así que le deseamos un feliz verano si es que sabe distinguir las estaciones del año.

¡A disfrutarlo, háganme el favor!


JIMMY BUFFETT - SONGS YOU KNOW BY HEART (1973 - 1979)

.1. Cheeseburger in Paradise

.2. He Went to Paris

.3. Fins                                            (Jimmy Buffett/Barry Chance/Tom Corcoran/Deborah McColl)

.4. Son of a Son of a Sailor

.5. A Pirate Looks At Forty

.6. Margaritaville

.7. Come Monday

.8. Changes in Latitudes, Changes in Attitudes

.9. Why Don't We Get Drunk

10 Pencil Thin Mustache

11 Grapefruit-Juicy Fruit

12 Boat Drinks

13 Volcano                                  (Jimmy Buffett / Harry Dailey / Keith Sykes)

. Todas las canciones de Jimmy Buffett, salvo donde se indica

. Otros discos recomendados: Changes in Latitudes, Changes in Attitudes (1977), Son of a Son of a Sailor (1978), Floridays (1986),  Life On The Flipside (2020), Boats, Beaches, Bars & Ballads (recopilatorio 4 cd's)

Categories: 2022, Julio

10
Junio
2022

SHOWTIME - J. TEIXI BAND (1999)

Javier Muñoz

SHOWTIME - J. TEIXI BAND (1999)
 

Superada la larga pandemia la J. Teixi Band, el grupo de referencia nacional de Rhythm & Blues, ha vuelto a su hábitat natural: el directo que descargó con toda su inyección de adrenalina en uno de los templos de Madrid, Fun House.

La banda madrileña presentó, por fin, su emblemático disco remasterizado Showtime, grabado en una memorable serie de conciertos en la sala Chesterfield Café, al tiempo que anuncian para el próximo otoño un álbum en estudio, primero con material nuevo después de seis años. Una gran noticia para su legión de seguidores y muchos otros amantes de los sonidos intensos y sudorosos.

Directo demoledor

Es precisamente sobre el escenario donde este cuarteto se ha sentido siempre más a gusto desde que provenientes de dos bandas ya míticas como Mermelada y Los Elegantes decidieron juntarse a finales de los 90.

Javier Teixidor, guitarra, voz y principal compositor; Daniel Montemayor, bajo y coros, y los Elegantes Emilio Galiacho, teclas y coros y Charly Hens, batería y coros, revivieron su brutal repertorio, preñado de blues, soul y R&R cantado en español.

Showtime, más vivo que nunca

Sobre aquellos conciertos en el Chesterfield Café Teixi señala: “Siempre he creído que en la carrera de toda banda tiene que existir al menos un disco en directo, y este es uno de los que más nos gusta. Cuando escuchamos las grabaciones nos sorprendieron muchas cosas que nunca habríamos intentado hacer en el estudio y, sin embargo, en directo no sólo las hicimos, sino que sonaban  bestiales“.

Showtime, remasterizado por Warner en vinilo, el plus de un CD con las 13 canciones del concierto y la propina de dos interesantes bonus, incluye clásicas como ”Eres la lluvia", "Necesitas algo", "Calles quemadas", "Sentado en la esquina", "Atrapado", "Nacional VI" (uno de los bonus con la colaboración especial de Álvaro Urquijo -Secretos-), así como versiones que potencian su estilo Rhythm And Blues como "Going To A Go-Go" (Smokey Robinson & Miracles), "Sólo puedo" (Otis Rush), ¿De qué vas? (Fabulous Thunderbirds) y la eterna de Van Morrison Gloria, que supone el colofón y comunión con el público.

Para que la fiesta fuera completa contaron con invitados de lujo como el mencionado Álvaro Urquijo (Secretos), Juanma del Olmo (Elegantes), Carlos Segarra (Rebeldes), Javier Andreu (La Frontera) y la tremenda armónica de Ñako Goñi.

“Nos rodeamos también de una banda de vientos espectacular. Era la primera vez que tocábamos con una sección de saxos, trompetas, trombón… y nos pareció brutal. Nos dio el sonido que estábamos buscando, compacto , duro y fresco, y el resultado superó nuestras expectativas", comenta Teixidor.

La reedición de Showtime ofrece la guinda en el CD de su particular y bluesera revisión de un tema oscuro de Siniestro Total,, "Por un amor". "Hace unos años, ellos hicieron un tema de mi primera época, “Las seis de la mañana” de Mermelada, y cuando Diego RJ del Sótano de Radio 3 nos sugirió la idea nos pareció genial".

¡A disfrutarlo, háganme el favor!

SHOWTIME - J. TEIXI BAND (1999)

.1. Eres la lluvia

.2. Necesitas algo

.3. Mundo extraño

.4. No pasa más

.5. Going To a Go-Go                          (Smokey Robinson-Warren Moore)

.6. Sólo puedo                                      (Otis Rush)

.7. Calles quemadas                             (Emilio Galiacho/Javier Teixidor)

.8. Sentado en la esquina

.9. ¿De qué vas?                                   (Ruth Ellsworth/Bill Carter)

10 Atrapado

11 Gloria                                              (Van Morrison)

. Todos los temas de Javier Teixidor, salvo donde se indica

. Otros discos recomendados: Atrapado, Buenas Noticias, New Crónicas, Voodoo Bar, Grandes huesos negros, Desde el tren, Letra y música (recopilación).

   

Categories: 2022, Junio

27
Abril
2022

RODRÍGUEZ - SEARCHING FOR SUGAR MAN (1970 -1971)

Javier Muñoz

RODRÍGUEZ - SEARCHING FOR SUGAR MAN (1970 -1971)

La de Sixto Rodríguez es una de las historias más enigmáticas e increíbles del rock: muerto y resucitado.

Hijo de inmigrantes mexicanos establecidos en Detroit fue descubierto a finales de los 60 cuando actuaba en un bar de la ‘Motor City’ por los afamados productores Denis Coffey y Mike Theodore.

Impresionados por sus canciones, cargadas de contenido social y político en favor de los más oprimidos y marginados, junto a una magnética interpretación que transfiguraba a Dylan con la lógica influencia negra Motown de su ciudad y el rock experimental, se apresuraron en conseguirle un contrato.

Solo vendió seis discos

En 1970 se editó Cold Fact, arropado por buenos músicos de sesión (incluidos miembros de los Funk Brothers, fundamentales en el sonido Motown) y una producción que añadía arreglos psicodélicos acordes con el momento. Todas las expectativas de convertir a Sixto Díaz Rodríguez en una nueva estrella se desvanecieron al pasar totalmente inadvertido y no tuvo mejor suerte el segundo Lp, Coming From Reality, grabado en Londres, más barroco en la orquestación y que todavía vendió menos. Al parecer apenas media docena.

Grabó algunas canciones más que no vieron la luz y en 1975 Rodríguez abandonó la música. Intentó infructuosamente hacer carrera política y para sacar adelante a sus tres hijas trabajó en una petrolera y de albañil.

Lo más alucinante estaba por ocurrir en la lejana Sudáfrica

Una copia de Cold Fact cayó en manos del periodista musical Craig Bartholomew y su amigo Stephen Segerman que quedaron impactados por la fuerza del cantautor chicano. 

Pese a estar censurado en las radios por el ‘apartheid’ Rodríguez se convirtió en un fenómeno, precisamente por su mensaje de lucha social. Sus discos se reeditaron con ventas millonarias, que se extendieron a Australia y Nueva Zelanda, y la leyenda se desbordó con rumores de que se había suicidado en el escenario o había muerto por sobredosis.

Afortunadamente, eran infundios y su hija Eva confirmó que su padre estaba vivo. Sixto Rodríguez se enteró casi tres décadas después de que era una leyenda en Sudáfrica y fue invitado a actuar allí con conciertos ante más de cinco mil personas, mientras seguía siendo un total desconocido en Estados Unidos.

Oscar Mejor Documental

Toda esta fantástica historia quedó reflejada en la excelente película Searching For Sugar Man, dirigida por el sueco Malik Bendjelloul y que ganó el Oscar en 2013 al Mejor Documental. Nos basamos en su banda sonora para repasar las canciones más representativas de Sixto.

En busca del ‘Hombre azúcar’

Es obligado comenzar con su emblemático Sugar Man, que en absoluto se refiere a un ‘hombre dulce’ sino al argot de un camello que le pasa la droga. Acústicas rasgadas y la voz hipnótica de Rodríguez con la base penetrante, teclas psicodélicas que consiguen el nirvana lisérgico que menciona de Jumpers (anfetaminas), coke (cocaína) y Sweet Mary Jane (marihuana).

Crucify Your Mind es una delicia recitada dylaniana con acústicas (“He visto tu autocompasión mientras las lágrimas caían por tus mejillas”), la aportación de los productores Mike Theodore (teclas y arreglo cuerdas y vientos) y Dennis Coffey (guitarra), unida a la base de Andrew Smith (batería) y Bob Babbitt (bajo).

La folkie Cause (“Perdí mi trabajo dos semanas antes de Navidad y hablé con Jesús en la alcantarilla”) es un descarnado relato del perdedor; la dinámica I Wonder, con el tremendo bajo de Babbitt, hilvana una retahíla de preguntas sobre la falta de amor, la soledad, el llanto de los niños, la muerte de los soldados y los sueños que nunca se cumplen.

La voz de Rodríguez nos envuelve con Like Janis (no queda claro si se refiere a Joplin, que murió en octubre de ese mismo 1970) en una riada de folk, pop y psicodelia, que también degustamos en Can’t Get Away con la flauta y percusión acompañando a un pesimista Rodríguez, quien no ve salida a la injusta vida urbana.

El blues del sistema

La protesta social se desata con toda su crudeza en This Is Not A Song, It's An Outburst: Or, The Establishment Blues (Esta no es una canción, es una explosión, el blues del sistema). No deja títere con cabeza al escupir contra políticos, mafia, contaminación, violencia, guerras… Blues revolucionario al vivo compás de las acústicas.

Inner City Blues, sin relación con la célebre de Marvin Gaye pero el mismo espíritu de sufrir la opresión urbana, insufla una extraordinaria fuerza con esa forma intransferible de cantar de Rodríguez, rodeado del florido elenco de cuerdas, vientos, teclas, guitarras…

La destreza del gran guitarrista inglés Chris Spedding adorna el recitado de A Most Disgusting Song: “La Mafia provee las drogas y los gobernantes se encogen de hombros”.  

También hay espacio para el amor y la melancolía en I Think Of You, con arpegios entre flamenco y blues, balada tierna que enlaza bien con la campera I’ll Slip Away, su primer single de 1967, o las de clara influencia de Bob Dylan: Street Boy y Jane S. Piddy.

Rodríguez, ya en este siglo, siguió tocando en directo de forma esporádica, siempre parapetado tras unas gafas negras, aunque poco o nada se sabe de él desde hace unos cuatro años salvo que no hay noticias de su defunción. O sea, buenas noticias.

¡A disfrutarlo, háganme el favor!

RODRÍGUEZ - SEARCHING FOR SUGAR MAN (1970 -1971)

.1. Sugar Man 

.2. Crucify Your Mind

.3. Cause

.4. I Wonder

.5. Like Janis

.6. This Is Not A Song, It's An Outburst: Or, The Establishment Blues

.7. Can’t Get Away

.8. I Think Of You

.9. Inner City Blues

10 Sandrevan Lullaby – Lifestyles

11 Street Boy

12 A Most Disgusting Song

13 I'll Slip Away

14 Jane S. Piddy

. Todos los temas compuestos por Sixto Rodríguez

. Otros discos recomendados: Cold Fact (1970), Coming From Reality (1971).

Categories: 2022, Abril

[12 3 4 5  >>  

Mas discos

'Here Comes the Night', la noche luminosa de Them

  El fallecimiento de Alan Henderson, bajista de la formación original de Them, es una triste excusa, pero excusa al fin y al cabo, para profesar una vez más nuestra admiración incondicional por esta...

Leer más

Cuento de Navidad IX - Lennon y el fin de la guerraCuento de Navidad IX - Lennon y el fin de la guerra

Cuento de Navidad IX - Lennon y el fin de la guerra

Hace unos pocos días se cumplieron 40 años de la muerte, asesinado en Nueva York, de John Lennon. Acababa de publicar "Double Fantasy", el disco con el que ponía fin a 5 años de silencio y recuperaba el...

Leer más

Mid Century Modern - Billy Bragg no quiere ser un vejestorio modernoMid Century Modern - Billy Bragg no quiere ser un vejestorio moderno

Mid Century Modern - Billy Bragg no quiere ser un vejestorio moderno

En "The Miilion Things That Never Happened", su nuevo álbum, Billy Bragg se presenta con un tono distinto: la acústica toma el mando y la melancolía domina un disco sobre el que planean las pérdidas emocionales...

Leer más

Cooper y los viernes sin colorCooper y los viernes sin color

Cooper y los viernes sin color

Viernes, viernes,  aunque el cielo escupa flores no veo los colores como ayer. 

Leer más

Registro

Información del uso de cookies

Las cookies son breves informaciones que se envían y almacenan en el disco duro del ordenador del usuario a través de su navegador cuando éste se conecta a una web. Las cookies se pueden utilizar para recaudar y almacenar datos del usuario mientras está conectado para facilitarle los servicios solicitados y que en ocasiones no se suelen conservar. Las cookies pueden ser propias o de terceros.

Existen varios tipos de cookies:

  • Cookies técnicas que facilitan la navegación del usuario y la utilización de las diferentes opciones o servicios que ofrece la web como identificar la sesión, permitir el acceso a determinadas áreas, facilitar pedidos, compras, cumplimentación de formularios, inscripciones, seguridad, facilitar funcionalidades (vídeos, redes sociales, etc.).
  • Cookies de personalización que permiten al usuario acceder a los servicios según sus preferencias (idioma, navegador, configuración, etc.).
  • Cookies de análisis que permiten el análisis anónimo del comportamiento de los usuarios de la web y que permiten medir la actividad del usuario y elaborar perfiles de navegación con el objetivo de mejorar los sitios web.

Por ello, al acceder a nuestra web, en cumplimiento del artículo 22 de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información, en tratar cookies de análisis, le hemos solicitado su consentimiento para su uso. Todo ello para mejorar nuestros servicios. Utilizamos Google Analytics para recopilar información estadística anónima, como por ejemplo el número de visitantes a nuestra web. Las cookies añadidas por Google Analytics se rigen por las políticas de privacidad de Google Analytics. Si usted lo desea puede desactivar las cookies de Google Analytics.

De todos modos, le informamos que puede activar o desactivar estas cookies siguiendo las instrucciones de su navegador de Internet.