Octubre

29
Octubre
2020

DIANA ROSS & THE SUPREMES - 20 GOLDEN GREATS (1964 - 1968)

Javier Muñoz

DIANA ROSS & THE SUPREMES - 20 GOLDEN GREATS (1964 - 1968)

The Supremes, sin relación con las de Móstoles, se mantienen como el grupo femenino de mayor éxito en la historia con una docena de #1 solo en Estados Unidos y la mágica fórmula de aunar el ritmo del soul negro y pegadizas melodías del pop blanco.

Originalmente llamadas The Primettes, Diana Ross, Mary Wilson y Florence Ballard eran vecinas en Detroit y todavía en la Secundaria empezaron a cantar juntas con los Primes, antesala de lo que serían Temptations. Naturalmente, no tardaron en llegar a oídos de Berry Gordy Jr.

Motown se rinde a sus pies

El magnate de la Motown enseguida vio en ellas el filón que tanto buscaba de traspasar el ámbito de la 'Ciudad del Motor' para convertirlas en favoritas de una mucho mayor audiencia con cuidadas coreografías y vestuario para triunfar en televisión, grandes teatros y hasta en Las Vegas.

A tal fin puso a su disposición a los mejores talentos compositores del sello como Smokey Robinson, él mismo y, sobre todo, el tándem Brian Holland/Lamont Dozier/Eddie Holland Jr. unido al espectacular respaldo instrumental de The Funk Brothers.

Las Supremas llegaron a grabar más de 200 canciones, así que para no apabullaros elegimos el recopilatorio 20 Golden Greats con lo más granado de su repertorio.

Después de diez sencillos sin demasiada repercusión, pese a que ya atesoraban su intransferible estilo, el primer petardazo llegó en 1964 con Where Did Our Love Go.  Grandiosa intro como si fueran pisadas, la cristalina voz de Diana Ross implorando al novio que no la deje, los coros de Wilson y Ballard y un fabuloso mosaico de cuerdas, vientos y el ritmo creciente. 

Le siguió Baby Love, otra tierna llamada amorosa, la quebradiza entonación de Ross en un delicioso desarrollo entretejido con sus compañeras. Todavía en 1964, Come See About Me exhibe el genuino toque Motown con la base viva, superposición de las voces con momentos de nervio, pianos, saxos, trompetas…

El año siguiente supuso la total consagración. Stop! In The Name of Love es una explosión sónica que muestra una mujer plantada para poner remedio antes de que le parta el corazón. Si bien en la siguiente, Back In My Arms Again, suspira porque vuelva a sus brazos. 

Más lírica es la bella composición I Hear a Symphony My World Is Empty Without You reitera la tristeza de un desengaño con Ross insuperable y el mejor envoltorio posible de los Funk Brothers, incluido el tremendo bajo de James Jamerson.

1966 aumentó todavía más la fama y aceptación del trío con la brutal Love Is Like An Itching In My Heart, el amor es una picadura en su corazón como proclama Ross en una cadencia intensa que vuelve a mostrar el sonido Motown en estado puro.

El amor sin prisas

Ha rebasado ya sobradamente el medio siglo y You Can't Hurry Love sigue tan fresca y lozana. Una obra maestra de incesante ritmo de bajo y batería, Ross esplendorosa y un estribillo sobresaliente antes del break para enmarcar. Probablemente una de las canciones más influyentes en las siguientes generaciones. Phil Collins la versiónó con mucho éxito, aunque nos gusta más la que hizo D.L. Byron en la banda sonora de Times Square.

El soul evolucionaba y también lo hicieron nuestras invitadas en You Keep Me Hangin´ On, escuela del funky que vendría después, o en las parrafadas de un incipiente rapeo de Love Is Here and Now You're Gone.

Guateque

La divertida The Happening era una invitación a bailar en un guateque, como bien recrearon Greta y los Garbo, rebautizada en castellano ¡Menuda fiesta!.

Su claro liderazgo conllevó que la irresistible Reflections (1967) ya se lanzara como Diana Ross & The Supremes, mientras que Cindy Birdsong había reemplazado a Florence Ballard. Nuevos tiempos para una Motown reciclada.

Todavía quedaban más joyas por llegar como In And Out Of Love, Forever Came Today, Some Things You Never Get Used To.

El álbum Love Child (1968) fue otro paso más en ese avance por modernizar su sonido al igual que Let The Sunshine In y Cream Of The Crop (1969), pero en plena efervescencia del rock su fulgor fue decayendo.

Diana Ross se lanzó definitivamente en solitario en 1970 con altos y bajos, de los primeros su unión musical con Nile Rodgers (Chic) o la interpretación de la mítica cantante de jazz Billie Holiday en Lady Sings The Blues que le valió para ser nominada al Oscar o, los segundos, duetos insípidos con Julio Iglesias.

Mejor, recordar aquellas canciones gloriosas y disfrutarlas ¡Háganme el favor!

DIANA ROSS & THE SUPREMES - 20 GOLDEN GREATS (1964 - 1968)

.1. Where Did Our Love Go

.2. Baby Love

.3. Come See About Me

.4. Stop! In The Name Of Love

.5. Back In My Arms Again

.6. I Hear A Symphony

.7. My World Is Empty Without You

.8. Love Is Like An Itching In My Heart

.9. You Can't Hurry Love

10 You Keep Me Hangin' On

11 Love Is Here And Now You're Gone

12 The Happening

13 Reflections

14 In And Out Of Love

15 Forever Came Today

16 Some Things You Never Get Used To       (Ashford/Simpson)

17 Love Child                                                  (Sawyer/Taylor/Wilson/Gordy/Richards)

18 I'm Livin' In Shame                                    (Sawyer/Taylor/Wilson/Gordy/Cosby)

19 No Matter What Sign You Are                    (Gordy/Cosby)

20 Someday We'll Be Together                      (Beavers/Bristol/Fuqua)

- Todas las canciones Holland-Dozier-Holland, salvo donde se indica

- Otros discos recomendados: Where Did Our Love Go (1964), I Hear A Symphony (1966), The Supremes A Go-Go (1966), Sing Holland-Dozier-Holland (1967), Love Child (1968).

Categories: 2020, Octubre

30
Octubre
2019

WARREN ZEVON - EXCITABLE BOY (1978)

Javier Muñoz

WARREN ZEVON - EXCITABLE BOY (1978)

Ahora que Halloween lo invade todo se nos ocurre que si hay que soportarlo sea con una canción que viene pintipirada como es Werewolves of London, sátira de licántropos por la que siempre será recordado Warren Zevon.

Los hombres lobo pululan por Londres con comida china, bebiendo piña colada y les oyes aullar a la puerta de tu cocina, "aunque es mejor que no les dejes entrar porque una anciana fue mutilada la pasada noche".

Una cachondada que Zevon va desgranando con su genuino humor y se te pega a la primera, sostenido con las guitarras incisivas de Waddy Wachtel, el piano del propio Warren y la base rítmica de Fleetwood Mac, John y Mick, que se encargaron de los escalofriantes coros AUHHH. Curiosamente, la idea del tema se la había dado unos años antes Phil, de los Everly Brothers.

Chico nervioso

Se trata de la canción más conocida del segundo álbum de Zevon, Excitable Boy (1978), que contiene muchas otras joyas y con el sello de calidad en la producción de su buen amigo Jackson Browne, nada menos.

Así, el alegre piano del artista nacido en Chicago y angelino de corazón conduce el tema que da título al álbum, un chico nervioso, pero cuidado que lo es tanto que también es violador y macabro asesino. Escena tremenda coloreada con el saxo de Jim Horn y las voces muy negras de Linda Ronstadt (que grabó varias de sus canciones) y Jennifer Warnes.

Lawyers, Guns And Money resalta la vena más rockera de Zevon con sus historias de pendencieros agentes del contraespionaje engañados por una espía de Rusia y que las pasan canutas en La Habana, Honduras… "Mándame abogados, armas y dinero porque la mierda ya está al nivel del ventilador".

El disco empieza con Johnny Strikes The Band y el piano y la voz pausada de Zevon para una subida paulatina, en la que se desatan lo punteos de Wachtel para realzar una de sus grandes canciones.

Espías y mercenarios

A continuación una historia inquietante de mercenarios, Roland The Headless Thompson Gunner, que coescribió con David Lindell a quien conoció en Madrid donde trabajaba en un bar.

Tenderness On The Block, coescrita con el mencionado Jackson Browne y que hace coros con otros colegas como JD Souther, recupera el brío cañero y las guitas siempre presentes de Waddy Wachtel.

Cual caja de bombones variados, el disco se completa con la enérgica funky Nighttime In The Switching Yard, la tierna mexicana Veracurz (incluidos párrafos en español escritos y cantados por otro amigote, Jorge Calderón) y la balada Accidentally Like A Martyr con ese lujo de coros de Karla Bonoff.

Reconocido como artista y autor, Warren Zevon continuó con muy buenas obras que reflejaban su talento hasta que un feroz cáncer acabó con su vida el 7 de septiembre de 2003 a los 53 años. Le añoramos.

¡A disfrutarlo, háganme el favor!

WARREN ZEVON - EXCITABLE BOY (1978)

.1. Johnny Strikes Up The Band    

.2. Roland The Headless Thompson Gunner

.3. Excitable Boy

.4. Werewolves Of London

.5. Accidentally Like A Martyr

.6. Nighttime In The Switching Yard

.7. Veracruz

.8. Tenderness On The Block

.9. Lawyers, Guns And Money

. Todos los temas escritos o coescritos por Warren Zevon

- Otros discos recomendados: Warren Zevon (1976), Stand In The Fire (1980, directo), Bad Luck Streak In Dancing School (1980), Sentimental Hygiene (1987), The Wind (2003).

Categories: 2019, Octubre

22
Octubre
2019

CARLENE CARTER - MUSICAL SHAPES (1980)

Javier Muñoz

CARLENE CARTER - MUSICAL SHAPES (1980)

Si tu marido se llama Nick Lowe y es el productor, te acompaña en un estupendo dueto Dave Edmunds y tienes de banda en el estudio a Rockpile se antoja difícil que el disco no salga bueno, pues tal es el caso de Musical Shapes de Carlene Carter.

Pero sería injusto establecer que a esta artista de Tennessee se lo dieron todo hecho porque se trata de una excelente compositora y cantante con el añadido de pertenecer a la estirpe de los Carter, la familia con más pedigrí en la música tradicional estadounidense.

Por si fuera poco, su madre June, divorciada del también cantante country Carl Smith, se casó cuando ella tenía 12 años con Johnny Cash, así que sin padrastro estaba la niña. 

Country Wave

Al sabor campero que lleva en los genes Carlene le insuflaron el nervio nuevaolero los Rockpile y el resultado es un perfecto cóctel que ya disfrutamos desde el primer corte, Cry, con las guitarras rockanrroleras de Edmunds y Billy Bremner, el bajo de Lowe y la batería siempre eficaz de Terry Williams. Sobre ellos emerge con garra Carlene para  hacer un repaso del llanto en todas sus variantes.

Una orgía de acústicas se sucede con Madness en el más puro estilo Rockpile, ritmo animado en cabalgada, sello Nick Lowe, y la voz esplendorosa de Carlene Carter para decir algo tan filosófico como un cierto tipo de locura es la locura entre un magnífico duelo guitarrero de Edmunds y Bremner.

Baby Ride Easy, versión del cantautor country Richard Dobson, atesora todo el encanto de las praderas de vacas acelerado en un antológico dueto Carter-Edmunds para cabalgar juntos siempre que el amor sea bueno y la comida no grasienta. Delicia para el paladar y los oídos.

El sello power pop lo encontramos también en I'm So Cool con los punteos de clase de Bremner, las rítmicas de Edmunds y una base que se viene arriba de Lowe y Williams para que Carlene se explaye a gusto.

 

Saltamos a Too Bad About Sandy, otro de los mejores momentos del álbum con acústicas y una enérgica Carter con las baquetas inquietas de Williams y Lowe a las cuatro cuerdas que desemboca en un solo de Edmunds.

Carlene recuerda el primer beso 'de verdad' en That Very First Kiss con el sostén R&R de los Rockpile y esas guitarras esplendorosas, requiebros y coros para sumirnos de nuevo en una placentera demostración de que las dos culturas campera y rockera emulsionan muy bien cuando se juntan.

Revisión marchosa de la clásica del bluegrass Foggy Mountain Top, que escribió su abuelo Alvin Patterson (A.P.) Carter, para nuevo lucimiento de las guitas de Edmunds y Bremner y una excelente steel de Roger Rettick. Está permitido, incluso recomendado, bailarla.

Bailar pegados...

Y si ya estamos bailando no faltan arrumacos para hacerlo con la máxima distancia de una centésima de milímetro en Too Proud, introducida por la propia Carlene al piano, o en el juego de palabras etílitico To Drunk (Too Remember) de su buena amiga Anni O'Brien.

Las evidentes reminiscencias country se intercalan en el disco con otros temas como Appalachian Eyes, coescrita con John McFee (Glover, Doobie Brothers), uno de los mejores guitarristas de este género; Ring Of Fire, la canción más conocida de su padrastro Johnny Cash y con un toque algo disco, o Bandit Of Love.

Después de dos Lp's más terminó el idilio con Nick Lowe y se divorciaron a mediados de los 80. A partir de ahí Carlene se lanzó decididamente al público campero con trabajos que sí tuvieron masivo reconocimiento como I Fell In Love, Little Love Letters y Little Acts Of Treason. Entonces relacionada musical y sentimentalmente con Howie Epstein, bajista de los Heartbreakers de Tom Petty, que falleció de sobredosis en 2003. 

Carlene Carter siguió editando discos hasta 2014 y no se ha bajado de los escenarios. Quizás fue ella la que inventó el Country Wave.

¡A disfrutarlo, háganme el favor!

CARLENE CARTER - MUSICAL SHAPES (1980)

.1. Cry 

.2. Madness

.3. Baby Ride Easy              (Richard Dobson)

.4. Bandit Of Love

.5. I'm So Cool

.6. Appalachian Eyes          (Carlene Carter/John McFee)

.7. Ring Of Fire                    (June Carter/Merle Kilgore) 

.8. Too Bad About Sandy

.9. Foggy Mountain Top       (A.P. Carter)

10 That Very First Kiss       

11 To Drunk (Too Remember) (Anni O'Brien)

12 Too Proud

- Temas compuestos por Carlene Carter, salvo donde se indica

. Otros discos recomendados: Carlene Carter (1978), I Fell In Love (1990), Little Love Letters (1993), Little Acts Of Treason (1995).

 

Categories: 2019, Octubre

07
Octubre
2019

LOS BRAVOS (1966 - 1970)

Javier Muñoz

LOS BRAVOS (1966 - 1970)

Quentin Tarantino ha vuelto a poner en el mapa a los Bravos, al incluir Bring A Little Loving en la banda sonora de su más reciente película: Érase una vez en... Hollywood.

Transcurridos más de 50 años siguen siendo el grupo de rock español que tuvo más éxito, aunque efímero, y en el momento de mayor eclosión musical en Gran Bretaña, incluso escalaron las listas en Estados Unidos con su tema más conocido, Black Is Black (#2 GB y #4 USA) y el propio Bring…

Los Bravos, formados con miembros de Los Sonor y Mike & The Runaways, son el primer ejemplo nacional de una banda prefabricada para conquistar no sólo el mercado local sino internacional de la mano del avispado productor y arreglista francés afincado en España, Alain Milhaud.

De sus apenas cuatro años con el grupo original (1966-1970) elegimos la recopilación de sus grabaciones en Columbia editada por Planeta Agostini en la colección 'La música de tu vida'.

No sé mi nombre fue su primer sencillo, alrededor del que se hizo un gran lanzamiento en el programa de la SER El Gran Musical para elegirles por votación popular precisamente su nombre. Parece que fue la discográfica la que en realidad lo decidió.

El bombazo

Black is Black, compuesta por tres autores británicos, fue su mayor bombazo y versionado hasta la saciedad después. Grabada en Londres con músicos de estudio, sobresale la potente voz de Mike Kogel, berlinés que se fue a vivir a Mallorca y rebautizado Mike Kennedy. Un ritmo pegadizo con el inquieto bajo, las guitarras y las teclas en progresión y unos coros en los que sí intervinieron otros miembros como Tony Martínez, con sus genuinas gafas de culo de vaso, Miguel Vicens.

También cantaban en castellano, la mayoría de los temas de Manolo Díaz, excompañero en Los Sonor, con canciones que rivalizaron con los Brincos, el otro grupo precursor del rock español con más querencia cañí.

Entre ellas destaca La Moto con el marcado acento alemán de Mike Kennedy, riffs cañeros, el órgano Farfisa presente de Manuel Fernández y un ambiente con mucha garra. "Yo no quiero bicicleta, no me gusta pedalear, ni tampoco una carreta por lo despacio que va. Quiero uh uh una gran moto que corra igual que un cohete espacial".

Igualmente de 1966 es la alegre La parada del autobús.

Trae un poquito de amor

Tema oscuro de los Easybeats, sobre todo recordados por Friday On My Mind, Bring A Little Loving fue el segundo y casi último impacto internacional de los Bravos, ahora rescatada por Tarantino.

Con profusión de vientos y una estética de la imperante ya psicodélia en el lanzamiento (1967), Bring… es un vendaval sónico con la garra vocal de Kennedy, unas guitarras cortantes y percusión frenética unida a coros líricos la-la-la que desemboca en una explosión tremenda. "Trae un poco de agua, un poco de vino, un poco de amor y me sentiré bien." Tampoco pide tanto.

La popularidad no decayó en España espoleada con su primera película "Los chicos con las chicas" que encandiló a la juventud de entonces, deseosa de sonidos vigorosos. "La edad de piedra ya pasó. Al menos por aquí y yo contigo tengo que vivir. Quiero ser feliz".

La banda sonora incluía varias de sus canciones más recordadas, casi todas grabadas en los dos idiomas. 

Sympathy tiene una cadencia media en la que Kennedy demuestra sus dotes para variar el registro desde la melancolía a la fiereza vocal con un bajo dominante.

El loco soy yo, otra de Manolo Díaz, es una balada que vuelve a reflejar el cambio generacional: "Los viejos dicen que nosotros, tenemos algo de felinos, pero pregunten a su padre lo de Rodolfo Valentino". Te quiero así supone un remanso amoroso.

Influencia soul

La influencia soul queda patente en la clásica de Joe Tex, Show Me, con la enérgica batería de Pablo Sallehí, los punteos de Tony Martínez y vientos. Estupenda versión.

Al ponerse el sol, también de la mencionada peli, es una fanfarría con coros de todo el grupo en ambiente festivo y dicharachero. "A plena luz nunca estaba bien, pero al ponerse el sol, pero al ponerse el sol, ¡está como para parar un tren!".

Trapped, compuesta por el mismo tándem que le dio a Sandie Shaw el éxito en Eurovisión Puppet On A String, vuelve a beber de las fuentes souleras con la radiante garganta de Kennedy 

Se atrevieron también con un tema de los Bee Gees "Como nadie más" (Like Nobody Else), de PJ Proby "Just Holding On", con un incesante bajo y ráfagas del órgano, y del afamado autor inglés Les Reed "Love Is A Symphony", ésta más cursi.

Save Me, Save Me, ya en 1969, recuperaba el brío rockero pero no tuvo mayor repercusión. El suicidio del teclista Manuel Fernández fue el detonante de la crisis del grupo, Mike Kennedy emprendió una carrera en solitario sin demasiado recorrido.

Le sustituyó Anthony Anderson, hermano Jon, el cantante de Yes, y tanto Amor y simpatía como People Talking Around fueron el canto de cisne de los primeros españoles que habían saboreado las mieles del éxito entre la audiencia anglosajona.

¡A disfrutarlo, háganme el favor!

LOS BRAVOS 

.1. Black is Black

.2. Bring a Little Loving

.3. La moto

.4. La parada del autobús

.5. Los chicos con las chicas

.6. Sympathy

.7. No sé mi nombre

.8. Trapped

.9. El loco soy yo

10 Te quiero así

11 Show Me

12 Como nadie más

13 Love Is A Symphony

14 Just Holding On

15 Save Me, Save Me

16 Amor y simpatía

17 People Talking Around

18 Al ponerse el sol

- Otros discos recomendados: Los Bravos (1966), Los chicos con las chicas (1967), Dame un poco de amor (1968), Los Bravos Forever (recopilación, 1986).

 

Categories: 2019, Octubre

Mas discos

Mid Century Modern - Billy Bragg no quiere ser un vejestorio modernoMid Century Modern - Billy Bragg no quiere ser un vejestorio moderno

Mid Century Modern - Billy Bragg no quiere ser un vejestorio moderno

En "The Miilion Things That Never Happened", su nuevo álbum, Billy Bragg se presenta con un tono distinto: la acústica toma el mando y la melancolía domina un disco sobre el que planean las pérdidas emocionales...

Leer más

'Here Comes the Night', la noche luminosa de Them

  El fallecimiento de Alan Henderson, bajista de la formación original de Them, es una triste excusa, pero excusa al fin y al cabo, para profesar una vez más nuestra admiración incondicional por esta...

Leer más

Cuento de Navidad IX - Lennon y el fin de la guerraCuento de Navidad IX - Lennon y el fin de la guerra

Cuento de Navidad IX - Lennon y el fin de la guerra

Hace unos pocos días se cumplieron 40 años de la muerte, asesinado en Nueva York, de John Lennon. Acababa de publicar "Double Fantasy", el disco con el que ponía fin a 5 años de silencio y recuperaba el...

Leer más

Cooper y los viernes sin colorCooper y los viernes sin color

Cooper y los viernes sin color

Viernes, viernes,  aunque el cielo escupa flores no veo los colores como ayer. 

Leer más

Registro

Información del uso de cookies

Las cookies son breves informaciones que se envían y almacenan en el disco duro del ordenador del usuario a través de su navegador cuando éste se conecta a una web. Las cookies se pueden utilizar para recaudar y almacenar datos del usuario mientras está conectado para facilitarle los servicios solicitados y que en ocasiones no se suelen conservar. Las cookies pueden ser propias o de terceros.

Existen varios tipos de cookies:

  • Cookies técnicas que facilitan la navegación del usuario y la utilización de las diferentes opciones o servicios que ofrece la web como identificar la sesión, permitir el acceso a determinadas áreas, facilitar pedidos, compras, cumplimentación de formularios, inscripciones, seguridad, facilitar funcionalidades (vídeos, redes sociales, etc.).
  • Cookies de personalización que permiten al usuario acceder a los servicios según sus preferencias (idioma, navegador, configuración, etc.).
  • Cookies de análisis que permiten el análisis anónimo del comportamiento de los usuarios de la web y que permiten medir la actividad del usuario y elaborar perfiles de navegación con el objetivo de mejorar los sitios web.

Por ello, al acceder a nuestra web, en cumplimiento del artículo 22 de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información, en tratar cookies de análisis, le hemos solicitado su consentimiento para su uso. Todo ello para mejorar nuestros servicios. Utilizamos Google Analytics para recopilar información estadística anónima, como por ejemplo el número de visitantes a nuestra web. Las cookies añadidas por Google Analytics se rigen por las políticas de privacidad de Google Analytics. Si usted lo desea puede desactivar las cookies de Google Analytics.

De todos modos, le informamos que puede activar o desactivar estas cookies siguiendo las instrucciones de su navegador de Internet.