2022

27
Abril
2022

RODRÍGUEZ - SEARCHING FOR SUGAR MAN (1970 -1971)

Javier Muñoz

RODRÍGUEZ - SEARCHING FOR SUGAR MAN (1970 -1971)

La de Sixto Rodríguez es una de las historias más enigmáticas e increíbles del rock: muerto y resucitado.

Hijo de inmigrantes mexicanos establecidos en Detroit fue descubierto a finales de los 60 cuando actuaba en un bar de la ‘Motor City’ por los afamados productores Denis Coffey y Mike Theodore.

Impresionados por sus canciones, cargadas de contenido social y político en favor de los más oprimidos y marginados, junto a una magnética interpretación que transfiguraba a Dylan con la lógica influencia negra Motown de su ciudad y el rock experimental, se apresuraron en conseguirle un contrato.

Solo vendió seis discos

En 1970 se editó Cold Fact, arropado por buenos músicos de sesión (incluidos miembros de los Funk Brothers, fundamentales en el sonido Motown) y una producción que añadía arreglos psicodélicos acordes con el momento. Todas las expectativas de convertir a Sixto Díaz Rodríguez en una nueva estrella se desvanecieron al pasar totalmente inadvertido y no tuvo mejor suerte el segundo Lp, Coming From Reality, grabado en Londres, más barroco en la orquestación y que todavía vendió menos. Al parecer apenas media docena.

Grabó algunas canciones más que no vieron la luz y en 1975 Rodríguez abandonó la música. Intentó infructuosamente hacer carrera política y para sacar adelante a sus tres hijas trabajó en una petrolera y de albañil.

Lo más alucinante estaba por ocurrir en la lejana Sudáfrica

Una copia de Cold Fact cayó en manos del periodista musical Craig Bartholomew y su amigo Stephen Segerman que quedaron impactados por la fuerza del cantautor chicano. 

Pese a estar censurado en las radios por el ‘apartheid’ Rodríguez se convirtió en un fenómeno, precisamente por su mensaje de lucha social. Sus discos se reeditaron con ventas millonarias, que se extendieron a Australia y Nueva Zelanda, y la leyenda se desbordó con rumores de que se había suicidado en el escenario o había muerto por sobredosis.

Afortunadamente, eran infundios y su hija Eva confirmó que su padre estaba vivo. Sixto Rodríguez se enteró casi tres décadas después de que era una leyenda en Sudáfrica y fue invitado a actuar allí con conciertos ante más de cinco mil personas, mientras seguía siendo un total desconocido en Estados Unidos.

Oscar Mejor Documental

Toda esta fantástica historia quedó reflejada en la excelente película Searching For Sugar Man, dirigida por el sueco Malik Bendjelloul y que ganó el Oscar en 2013 al Mejor Documental. Nos basamos en su banda sonora para repasar las canciones más representativas de Sixto.

En busca del ‘Hombre azúcar’

Es obligado comenzar con su emblemático Sugar Man, que en absoluto se refiere a un ‘hombre dulce’ sino al argot de un camello que le pasa la droga. Acústicas rasgadas y la voz hipnótica de Rodríguez con la base penetrante, teclas psicodélicas que consiguen el nirvana lisérgico que menciona de Jumpers (anfetaminas), coke (cocaína) y Sweet Mary Jane (marihuana).

Crucify Your Mind es una delicia recitada dylaniana con acústicas (“He visto tu autocompasión mientras las lágrimas caían por tus mejillas”), la aportación de los productores Mike Theodore (teclas y arreglo cuerdas y vientos) y Dennis Coffey (guitarra), unida a la base de Andrew Smith (batería) y Bob Babbitt (bajo).

La folkie Cause (“Perdí mi trabajo dos semanas antes de Navidad y hablé con Jesús en la alcantarilla”) es un descarnado relato del perdedor; la dinámica I Wonder, con el tremendo bajo de Babbitt, hilvana una retahíla de preguntas sobre la falta de amor, la soledad, el llanto de los niños, la muerte de los soldados y los sueños que nunca se cumplen.

La voz de Rodríguez nos envuelve con Like Janis (no queda claro si se refiere a Joplin, que murió en octubre de ese mismo 1970) en una riada de folk, pop y psicodelia, que también degustamos en Can’t Get Away con la flauta y percusión acompañando a un pesimista Rodríguez, quien no ve salida a la injusta vida urbana.

El blues del sistema

La protesta social se desata con toda su crudeza en This Is Not A Song, It's An Outburst: Or, The Establishment Blues (Esta no es una canción, es una explosión, el blues del sistema). No deja títere con cabeza al escupir contra políticos, mafia, contaminación, violencia, guerras… Blues revolucionario al vivo compás de las acústicas.

Inner City Blues, sin relación con la célebre de Marvin Gaye pero el mismo espíritu de sufrir la opresión urbana, insufla una extraordinaria fuerza con esa forma intransferible de cantar de Rodríguez, rodeado del florido elenco de cuerdas, vientos, teclas, guitarras…

La destreza del gran guitarrista inglés Chris Spedding adorna el recitado de A Most Disgusting Song: “La Mafia provee las drogas y los gobernantes se encogen de hombros”.  

También hay espacio para el amor y la melancolía en I Think Of You, con arpegios entre flamenco y blues, balada tierna que enlaza bien con la campera I’ll Slip Away, su primer single de 1967, o las de clara influencia de Bob Dylan: Street Boy y Jane S. Piddy.

Rodríguez, ya en este siglo, siguió tocando en directo de forma esporádica, siempre parapetado tras unas gafas negras, aunque poco o nada se sabe de él desde hace unos cuatro años salvo que no hay noticias de su defunción. O sea, buenas noticias.

¡A disfrutarlo, háganme el favor!

RODRÍGUEZ - SEARCHING FOR SUGAR MAN (1970 -1971)

.1. Sugar Man 

.2. Crucify Your Mind

.3. Cause

.4. I Wonder

.5. Like Janis

.6. This Is Not A Song, It's An Outburst: Or, The Establishment Blues

.7. Can’t Get Away

.8. I Think Of You

.9. Inner City Blues

10 Sandrevan Lullaby – Lifestyles

11 Street Boy

12 A Most Disgusting Song

13 I'll Slip Away

14 Jane S. Piddy

. Todos los temas compuestos por Sixto Rodríguez

. Otros discos recomendados: Cold Fact (1970), Coming From Reality (1971).

Categories: 2022

11
Abril
2022

MADNESS - DIVINE (1979 -1985)

Javier Muñoz

MADNESS - DIVINE (1979 -1985)

Si las torrijas y la Semana Santa son indisolubles, no lo es menos escuchar con una rebosante pinta de cerveza a Madness, una de las bandas británicas más divertidas, guasonas y, como su nombre indica, con un vitalista componente de locura.

Abanderados junto con Specials, English Beat o Selecter de la fiebre a finales de los 70 del ska, el frenético estilo de raíz jamaicana que consiste en pasar el reggae por una batidora, la pandilla se formó en el emblemático barrio de Camden Town, curtiéndose en los pubs de Londres.

Repasamos con el recopilatorio Divine lo más granado de su repertorio durante siete años a partir del debut en 1979.

Un pasito adelante…

Se estrenaron con un homenaje a su ídolo ’skatalítico’ Prince Buster, naturalmente titulado The Prince, y nombraron su primer Lp One Step Beyond, versión del honorable príncipe jamaicano. 

Este instrumental, salvo en la enérgica introducción y el cavernoso grito One Step Beyond, causó furor en las islas. Contagiosa invitación para bailarlo en fila y una contorsión con el cuerpo hacia atrás mientras se van dando pasos hacia adelante. 

Pura esencia del ska: ritmo trepidante sincopado, juerga a raudales y profusión de vientos con el saxo protagonista de Lee ‘Kix’ Thompson, en un septeto que completaban el vocalista Suggs, el guitarrista Chrissy BoyMonsieur Carson a las teclas, el bajista BeddersDan Woodgate a la batería y uno que pasaba por allí para animar el cotarro, de apodo Chas Smash y fundamental en el devenir del combo.

La fanfarria se prolonga con el espídico Night Boat To Cairo, medio rapeado y esencias egipcias, al igual que Baggy Trousers, cachondada ska en un trabalenguas indescifrable de Suggs, la caribeña instrumental The Return Of Las Palmas 7 o la resuelta Embarrassment.

 

El piano de Barnes nos conduce suavemente a My Girl, seguido de un estupendo requiebro de la base, guitas y el saxo de Thompson para que se luzca un cariñoso Buggs. El ambiente ska prevalece, pero Madness anticipa en esta magnética popería que son capaces de abarcar con solvencia otros géneros.

Nuestra casa

Y la consagración ‘Urbi et orbi’ llegó con Our House, profusa instrumentación, la cautivadora letanía vocal de Suggs y los coros para un perfecto estribillo que repite que nuestra casa está en el medio de la calle. Devenir diario de una familia en la mejor tradición de los Kinks.

Esa evolución estilística se constata en Grey Day, pese al título colorida de ambiente reggae, la animosa con piano de verbena Shut Up o la muy celebrada It Must Be Love, de nuevo con el piano juguetón de Barnes y un desarrollo que solo puede llevar a Suggs a saber que esto debe ser amor en toda regla.

La genuina diversión de los londinenses se perpetúa con Cardiac Arrest, recuperando el espíritu ska y unas gotas de swing, igualmente con House Of Fun, inmersos en un parque de atracciones, y el toque calipso de Driving In My Car.

Tomorrow's Just Another Day, insuflada de ambiente soul, lanza el optimista mensaje de que aunque todo te vaya mal mañana será otro día, pegadizo juego de voces.

Puestos a tocar todos los palos, Wings Of A Dove rezuma aroma de salsa, One Better Day la cadencia arrebatadora jazz y Michael Caine es un original homenaje al sublime actor británico.

Yesterday’s Man, Uncle Sam, Lovestruck, Johnny The Horse… son otros momentos placenteros del álbum hasta un total de 24 episodios para conseguir que los pasemos bien: tan simple como difícil.

 

Concierto en junio

Cumplida más de una década, la banda se disolvió en 1988 y tras un largo paréntesis, no exento de algunas apariciones, resurgió con las pilas cargadas en 2009. Tres nuevos discos y siguen rozagantes hasta ahora, tanto que el próximo 23 de junio actuarán en las Noches del Botánico

¡Qué buena excusa para otra ronda, va por ustedes!

 

MADNESS - DIVINE (1979 -1985)

.1. The Prince

.2. One Step Beyond

.3. My Girl

.4. Night Boat To Cairo

.5. Baggy Trousers

.6. Embarrassment

.7. The Return Of Las Palmas 7

.8. Grey Day

.9. Shut Up

10 It Must Be Love

11 Cardiac Arrest

12 House Of Fun

13 Driving In My Car

14 Our House

15 Tomorrow’s Just Another Day

16 Wings Of A Dove

17 The Sun And The Rain

18 Michael Caine

19 One Better Day

20 Yesterday’s Man

21 Uncle Sam

22 (Waiting For The) Ghost Train

23 Lovestruck

24 Johnny The Horse

. Otros discos recomendados: One Step Beyond (1979), Absolutely (1980), The Rise & Fall (1982), The Liberty Of Norton Folgate (2009).

Categories: 2022

29
Marzo
2022

STEVE MILLER BAND - GREATEST HITS (1973-1977)

Javier Muñoz

STEVE MILLER BAND - GREATEST HITS (1973-1977)

The Joker, Serenade, Rock’N Me, Jet Airliner, Fly Like An Eagle, por citar solo algunas, deben figurar en cualquier antología que se precie de las mejores canciones de los 70 y, a su vez, Steve Miller ocupar un lugar de privilegio en el Olimpo de las grandes estrellas del rock norteamericano que explotaron esa década como Bruce Springsteen, John Fogerty, Bob Seger, Lou Reed, Neil Young, Tom Petty… 

Natural de Wisconsin pero criado en Dallas, Steven Haworth Miller se empapó desde niño del blues y el jazz por la afición de sus padres, incluso apadrinado por Les Paul y T-Bone Walker que frecuentaban la casa de sus progenitores. En busca de perfeccionar su estilo a los 20 años se fue a Chicago, donde demostró sus dotes de gran guitarrista y llegó a tocar con Muddy Waters, Howlin’ Wolf y Buddy Guy.

En 1966 formó la Steve Miller Band junto a su íntimo amigo de la universidad Boz Scaggs, de dilatada y exitosa carrera posterior como solista, que participó en los dos primeros álbumes. Siguieron cinco Lp’s más hasta que en 1973 llegó el bombazo.

Sin desdeñar sus raíces, la Steve Miller Band, radicada ya en San Francisco, se orientó más al rock y esa fructífera etapa de cinco años (1973-1977), que abarca tres discos, queda perfectamente reflejada en el recopliatorio Greatest Hits, con 14 cortes sin desperdicio.

Comodín burlón

The Joker te engancha desde el primer momento. Escucharla casi 50 años después suena igual de fresca, pegadiza y divertida. Miller se define como el comodín burlón de la baraja, pero también un cowboy del espacio, gángster del amor -ambas títulos de canciones anteriores-, amante, pecador y hasta fumador nocturno de hierba con un estribillo irresistible. 

Fue su primer #1 en EE.UU, pero todavía quedaba mucho y bueno por llegar.

En 1976 se publica Fly Like An Eagle, su cima creativa e instrumental ya graduado como un sobresaliente guitarrista, cantante y respaldado por la compacta base de Lonnie Turner al bajo y Gary Mallaber a la batería.

Las acústicas y la voz delicada de Miller nos envuelven en Serenade, una delicia popera con la consistencia rítmica y melodía arrolladora. M-Clan la homenajearon en el directo ’Sin enchufe’ rebautizada como ‘Llamando a la tierra’.

Rock’N Me contiene uno de los mejores riffs guitarreros de la historia del rock con la apisonadora de Mallaber en las baquetas y Turner a las cuatro cuerdas, cambios tremendos y la voz que te encandila de Miller, feliz de seguir ‘rockeando’ con su chica en un recorrido desde Phoenix hasta California.

No decae el brío en Take The Money And Run, nueva descarga con Mallaber golpeando como un poseso, aluvión de guitas rítmicas, palmadas, coros ‘uhhhhh’ y Miller soberbio cantando la historia de una pareja reencarnados en Bonnie & Clyde en la que él (Billy Joe) no duda en disparar a quien se interpone en los robos y ella (Bobby Sue) coge el dinero para escapar a toda velocidad. 

 Volar como un águila

Fly Like An Eagle, con otro formidable fraseo de guitarra y sintetizadores que nos elevan al cielo: “Quiero volar como un águila, dejar que mi espíritu me conduzca hasta sentirme libre” canta Miller inmerso en una atmósfera de psicodelia hipnótica. Neville Brothers la reinterpretaron para aportar su fragancia de Nueva Orleans.

El álbum, considerado el mejor del año por la revista Rolling Stone, incluye otros estimulantes pasajes como la campera Dance, Dance, Dance, dinámica y bailable al son de slides, virtuoso dobro de John McFee (Doobie Brothers) y un guiño a las praderas del oeste. En contraste, Wild Mountain Honey es una emotiva balada repleta de teclas y sitares de ambiente sideral con la melosa interpretación de Miller.

No hay dos sin tres y el siguiente duración, Book Of Dreams (1977), continúa derrochando dosis del mejor rock de alto octanaje.

Tras una ráfaga intergaláctica (Threshold) se abren paso las guitarras en Jet Airliner, versión del caboverdiano Paul Pena, con otro memorable riff de Steve Miller que nos levanta del asiento, estribillo para enmarcar y una banda reforzada con Greg Douglas a las guitarras y Byron Allred en las teclas.

Amor selvático

Momento álgido es también la enérgica Jungle Love. Los consabidos sintetizadores de otras galaxias, silbido y ritmo cañero con la base a todo meter, punteos incisivos y un tan pasional como peligroso Steve Miller, determinado a encerrar a la chica en su guarida y tirar la llave porque el suyo es ‘amor de la selva’.

Un poderoso crescendo de bate y bajo es el preámbulo de Swingtown, destellos a las seis cuerdas de Miller, portentoso con la voz, que invita a bailar en la ciudad del swing, requiebros con las teclas de Allred y desatado desarrollo.

True Fine Love suena muy sesentera, ritmo sincopado y guitas inquietas para otra exhibición gutural de Miller, en tanto que The Stake, compuesta por el exmiembro del grupo David Denny, rezuma el espíritu del rock progresivo con esencia bluesera, la voz filtrada de Miller y su dominio para puntear con maestría.

Remanso psicodélico en Winter Time con acústicas, sitar, teclas por doquier y un Miller nostálgico del verano por la llegada del invierno.

Completada esta suprema trilogía, la trayectoria de Steve Miller ha sido desigual. Volvió a subir a lo más alto de las listas y las discotecas con Abracadabra (1982) con Lp's cada vez más espaciados y paulatina vuelta al blues. 

De hecho en lo que va de siglo sólo ha publicado dos álbumes, el último de 2011, aunque nunca ha dejado de tocar en directo. Este 2022 tiene fechas hasta agosto y todavía le esperamos en España para que nos visite por primera vez. Mantenemos la esperanza.

¡A disfrutar, háganme el favor!

STEVE MILLER BAND - GREATEST HITS (1973-1978)

 

.1. Swingtown                               (Steve Miller/Chris McCarty)

.2. Jungle Love                              (Lonnie Turner/Greg Douglas)

.3. Take The Money And Run       (Steve Miller)

.4. Rock ’N Me                              (Steve Miller)

.5. Serenade                                   (Steve Miller/Chris McCarty)

.6. True Fine Love                         (Steve Miller)

.7. The Stake                                  (Dave Denny)

.8. The Joker                                  (Steve Miller)

.9. Fly Like An Eagle                    (Steve Miller)

10 Threshold                                 (Steve Miller/Byron Allred)

11 Jet Airliner                               (Paul Pena)

12 Dance, Dance, Dance              (Steve Miller/Jason Cooper/Brenda Cooper)

13 Winter Time                            (Steve Miller)

14 Wild Mountain Honey            (Steve McCarty)

 

. Discos recomendados: Sailor (1968), Brave New World (1969), The Joker (1973), Fly Like An Eagle (1976), Book Of Dreams (1977), Bingo! (2010), Let Your Hair Down (2011).

Categories: 2022

14
Marzo
2022

YOLA - WALK THROUGH FIRE (2019)

Javier Muñoz

YOLA - WALK THROUGH FIRE (2019)

La Psiquiatría diagnostica como ’trastorno mental’ a las personas bipolares, pero esa alteración se torna en virtud cuando se aplica a la música y mejor cuanto más multipolar. 

Tal es el caso de Yola, británica de raza negra, voluminoso cuerpo, ensortijado cabello y, sobre todo, una excelente cantautora que sin renunciar a su herencia soulera se desenvuelve de maravilla en el country para romper el estereotipo de que este estilo es privativo de rubias norteamericanas con voces cristalinas.

Yolanda Claire Quartey, natural de Bristol, empezó en el grupo local Phantom Limb (2005 a 2012), colaboró como vocalista para otros artistas y se aventuró en solitario con el EP Orphan Offering (2016) en memoria a su madre fallecida tres años antes.

El lanzamiento definitivo llegó en 2019 con el deslumbrante Walk Through Fire, obviamente grabado en Nashville. Bajo la producción nada invasiva del afamado Dan Auerbach, líder de Black Keys, Yola destapa sus sentimientos e influencias para transitar del soul al pop y, desde luego, impregnada del aroma country durante 42 reconfortantes minutos.

 

Elegante

La elegancia inunda el álbum con una voz de terciopelo que por momentos se desata cual torrente como en el single Faraway Look. Supremo timbre de Yola que descubre en su pareja “una mirada distante que difícilmente puede disimular” al amparo del órgano de Ray Jacildo y las buenas guitarras de Russ Pahl y el propio Auerbach, que coescribe casi todos los temas.

El tranquilo piano de Booby Wood introduce Shady Grove con orquestación, las acústicas de Mark Howard, la steel de Pahl y la perfecta fusión blanquinegra de una triste Yola en medio de la ‘arboleda sombría’.

 

 

Ride Out In The Country desnuda el alma ‘Americana’ de Yola, que entra y sale del amor necesitada de escapar al campo, mecida con los bonitos fraseos de Pahl, Billy Sandford y Auerbach y secundada con los estupendos coros de Leisa Hans y Ashley Wilcoxson.

La melancolía lo invade todo en Lonely The Night, de los momentos más emotivos del álbum y estribillo antológico. “Hablo con tu sombra en mi habitación… La noche es lo que les queda a los que han perdido a su amor” canta una abatida Yola para volver a impresionarnos en una desgarradora balada apenas arrastrada por la batería de Gene Chrisman y el bajo de Dave Roe.

Still Gone es otra historia de desamor. “Sigues ausente aunque te veo en cada sitio al que voy” pero el ritmo es mucho más vivo y enésimo alarde vocal de Yola con los punteos finos de Pahl.

Camino sobre el fuego

Dan Penn, autor de innumerables grandes canciones que han cantado Aretha Franklin, Irma Thomas, Otis Redding, Janis Joplin, Box Tops, Buddy Guy…, colabora en Walk Through Fire que da nombre al disco. Delicatesen country con el violín de Stuart Duncan, el banjo de Mark Howard, la steel de Pahl y la armónica de Charlie McCoy, sobre los que emerge la portentosa garganta de Yola, capaz de caminar sobre el fuego del amor.

Rock Me Gently conserva los efluvios campestres para regalarnos otra balada plena de sentimiento y cariño. Todo lo que pide es sentirse querida suavemente por su ser amado toda la noche.

Tintes de góspel de Hans y Wilcoxson se entreveran en It Ain’t Easier con una Yola que se va enfureciendo de forma magistral en otra acertada fusión country-soul.

Vince Gill, estrella del country, rivaliza con Yola en Keep Me Here, logrado dueto de mansedumbre musical que va cobrando intensidad con el virtuoso piano de Wood y el órgano de Jacildo.

Las praderas del ‘far west’ se vislumbran en Love All Night (Work All Day) con la recomendación de amar por la noche y trabajar durante el día, también en la apacible Deep Blue Dream dulcificada con el violín de Duncan, en tanto que Love Is The Light cierra el álbum con la misma receta placentera de la voz envolvente de Yola y un acompañamiento de lujo.

Walk Through Fire fue nominado a los Grammy como mejor disco en la categoría de Americana y el cuento está lejos de terminar, porque el pasado año editó el segundo larga duración, Stand For Myself, con los mismos placenteros mimbres. 

¡A disfrutarlo, háganme el favor!

YOLA - WALK THROUGH FIRE (2019)

.1. Faraway Look                          (Yola/Dan Auerbach/Pat McLaughlin)

.2. Shady Grove                            (Yola/Auerbach/Bobby Wood)

.3. Ride Out In The Country          (Yola/Auerbach/Joe Allen)

.4. It Ain’t Easier                            (Yola)

.5. Walk Through Fire                    (Dan Penn/Yola/Auerbach)

.6. Rock Me Gently                       (Yola/Auerbach/Allen)

.7. Love All Night (Work All Day)   (Yola/Auerbach/Wood)

.8. Deep Blue Dream                    (Yola/Auerbach/McLaughlin)

.9. Lonely The Night                     (Yola/Auerbach/John Bettis)

10 Still Gone                                 (Yola/Auerbach/Roger Cook/Wood)

11 Keep Me Here                         (Yola/Auerbach/Wood)

12 Love Is Light                           (Yola/Auerbach/Wood)

 

. Otro disco recomendado: Stand For Myself (2021)

Categories: 2022

28
Febrero
2022

BURNING - EL FIN DE LA DÉCADA (1979)

Javier Muñoz

BURNING - EL FIN DE LA DÉCADA (1979)

Ningún grupo ha encarnado en España el espíritu, rebeldía y garra sónica de los Rolling Stones como Burning, que sobrevivió durante casi cinco décadas a todas las movidas, modas y corrientes como genuino representante del más sólido rock nacional.

Formados en 1973 en el madrileño barrio de La Elipa, la influencia stoniana ya se palpaba desde sus primeros conciertos en la desaparecida sala M&M o en el colegio Maravillas con una larga e incendiaria versión de Sympathy For The Devil y la impactante estética ’glam’ del momento.

Empezaron cantando en inglés pero pronto encontraron su personalidad en el LP de debut Madrid (1978) con temas como Rock’n’Roll Mama, Jim Dinamita o la balada Una noche sin ti. 

Conformados por el guitarrista Pepe Risi, armado con una Gibson Les Paul negra, la voz penetrante de Toño Martín, Johnny Cifuentes a las teclas, Quique Pérez al bajo y diferentes baterías como Teto Oltra, Ángel Lito o Ramiro Penas.

Mujer fatal

El espaldarazo definitivo llegó al año siguiente con el álbum El fin de la década y el tema ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?, incluida en la banda sonora de la película homónima de Fernando Colomo, protagonizada por Carmen Maura y en la que también aparecen ellos.

Canción fundamental en la trayectoria de Burning es la historia de una mujer (Carmen Maura) madura, separada y angustiada que tiene una aventura con un chico joven en la noche madrileña. 

Burning lo embadurnan de una atmósfera decadente que recuerda a Lou Reed con la interpretación descarnada y burlesca de Toño y la clase con las seis cuerdas de Risi en un estilo más templado de lo habitual en ellos.

Mucho más vitalismo propone Mueve tus caderas, otro de los temas emblemáticos de Burning y una definitoria primera estrofa: “No estés más deprimida, yo tengo la solución. Unas copas y unos amigos.

Y un poquito de rock & roll”.

Pues eso, la receta infalible para mover caderas y el resto del esqueleto, R&R a todo trapo con Risi transfigurado en Keith Richards, el compás stoniano de pura cepa y Toño escupiendo las palabras: “Vamos a reírnos del mundo, como cuando te hago el amor”.

Los primeros acordes de Seducción, prestados del maestro Chuck Berry, evidencian de nuevo la escuela del más genuino R&R de Risi con la base rítmica incandescente, mientras Toño relata la vida de una prostituta en Las Ramblas “con pantalón de cuero, zapatos de charol y el corazón de hielo olvidado en un rincón que hace tiempo algún chico lo rompió”.

Rock salvaje

Ese rock salvaje y sexual explícito se desparrama en Puedes sentirlo, base frenética, los punteos de Risi, los colchones de Johnny en las teclas y Toño desgañitándose para consumar el acto.

Un poquito nada más… evoca de nuevo a Lou Reed en un mid-tempo socarrón de relaciones más o menos amorosas en las que los protagonistas son los propios miembros del grupo, en tanto que Bajo los focos se refiere a una estrella del Rock and Roll “vulgar y suntuosa” pero un ‘dios’ en el escenario con el soporte sónico tan atenuado como intenso.

Las chicas del Drugstore, referencia al desaparecido centro comercial madrileño que abría las 24 horas y tenía mucho ajetreo nocturno, muestra la personalidad rockera de Burning para lucimiento de Risi, el piano de Johnny y de nuevo Toño arrastrado al cantar.

La triste Lo que el tiempo no borró entremezcla amor y droga: “la rueda de la fortuna gira al revés para mí” y cierra el álbum Balada para una viuda que se ve consolada en otro episodio decadente con los arpegios lastimeros de Risi y el piano de Johnny, mientras Toño nos va cautivando gradualmente.

En 1980 publican el tercer LP Bulevar, que entronca con la ‘Movida’ y contiene clásicas como No es extraño que estés loca por mi o Días de lluvia. Le sigue Atrapado en el amor (1982) pero llega la primera crisis con la marcha de Quique y de Toño, quien sucumbe a la droga y muere de sobredosis en 1991.

Pepe Risi y Johnny Cifuentes deciden continuar alternándose como cantantes y editan más discos: Noches de Rock And Roll (1984), con Esto es un atraco o Una noche sin ti dedicada a Toño, Hazme gritar (1985), Cuchillo (1987), Regalos para mamá (1989), En directo (1990), No mires atrás (1993).

Emotiva despedida

Nuevo mazazo en 1997 con la muerte de Risi por una neumonía. Aún así, Johnny siguió adelante hasta la despedida definitiva en octubre de 2019 en la sala La Riviera de Madrid, cuyo concierto lo reflejó en esta página como testigo de excepción nuestro compañero David Ramiro

Punto y final a 45 años de R&R y una declaración de principios de la máxima de Risi: ”Si no eres el mejor bájate del escenario, porque si no nadie se lo cree”.

¡A disfrutarlo, háganme el favor!

BURNING - EL FIN DE LA DÉCADA (1979)

.1. Mueve tus caderas                           (Burning)

.2. ¿Qué Hace Una Chica Como Tú 

     En Un Sitio Como Éste?                   (Johnny Cifuentes/Pepe Risi)

.3. Un poquito nada más…                   (Toño Martín/Pepe Risi)

.4. Bajo los focos                                   (Cifuentes/Risi)

.5. Puedes sentirlo                                 (Toño/Risi)

.6. Seducción                                         (Burning)

.7 Las chicas del Drugstore                   (Toño Martín)  

.8. Lo que el tiempo no borró                (Toño/Risi)

.9. Balada para una viuda                      (Toño/Risi)

 

- Otros discos recomendados:  Madrid (1978), Bulevar (1980), Noches de Rock And Roll (1984), Cuchillo (1987), En directo (1990).

Categories: 2022

[12  >>  

Mas discos

'Here Comes the Night', la noche luminosa de Them

  El fallecimiento de Alan Henderson, bajista de la formación original de Them, es una triste excusa, pero excusa al fin y al cabo, para profesar una vez más nuestra admiración incondicional por esta...

Leer más

Mid Century Modern - Billy Bragg no quiere ser un vejestorio modernoMid Century Modern - Billy Bragg no quiere ser un vejestorio moderno

Mid Century Modern - Billy Bragg no quiere ser un vejestorio moderno

En "The Miilion Things That Never Happened", su nuevo álbum, Billy Bragg se presenta con un tono distinto: la acústica toma el mando y la melancolía domina un disco sobre el que planean las pérdidas emocionales...

Leer más

Cuento de Navidad IX - Lennon y el fin de la guerraCuento de Navidad IX - Lennon y el fin de la guerra

Cuento de Navidad IX - Lennon y el fin de la guerra

Hace unos pocos días se cumplieron 40 años de la muerte, asesinado en Nueva York, de John Lennon. Acababa de publicar "Double Fantasy", el disco con el que ponía fin a 5 años de silencio y recuperaba el...

Leer más

Cooper y los viernes sin colorCooper y los viernes sin color

Cooper y los viernes sin color

Viernes, viernes,  aunque el cielo escupa flores no veo los colores como ayer. 

Leer más

Registro

Información del uso de cookies

Las cookies son breves informaciones que se envían y almacenan en el disco duro del ordenador del usuario a través de su navegador cuando éste se conecta a una web. Las cookies se pueden utilizar para recaudar y almacenar datos del usuario mientras está conectado para facilitarle los servicios solicitados y que en ocasiones no se suelen conservar. Las cookies pueden ser propias o de terceros.

Existen varios tipos de cookies:

  • Cookies técnicas que facilitan la navegación del usuario y la utilización de las diferentes opciones o servicios que ofrece la web como identificar la sesión, permitir el acceso a determinadas áreas, facilitar pedidos, compras, cumplimentación de formularios, inscripciones, seguridad, facilitar funcionalidades (vídeos, redes sociales, etc.).
  • Cookies de personalización que permiten al usuario acceder a los servicios según sus preferencias (idioma, navegador, configuración, etc.).
  • Cookies de análisis que permiten el análisis anónimo del comportamiento de los usuarios de la web y que permiten medir la actividad del usuario y elaborar perfiles de navegación con el objetivo de mejorar los sitios web.

Por ello, al acceder a nuestra web, en cumplimiento del artículo 22 de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información, en tratar cookies de análisis, le hemos solicitado su consentimiento para su uso. Todo ello para mejorar nuestros servicios. Utilizamos Google Analytics para recopilar información estadística anónima, como por ejemplo el número de visitantes a nuestra web. Las cookies añadidas por Google Analytics se rigen por las políticas de privacidad de Google Analytics. Si usted lo desea puede desactivar las cookies de Google Analytics.

De todos modos, le informamos que puede activar o desactivar estas cookies siguiendo las instrucciones de su navegador de Internet.