2018

06
Octubre
2018

The Sparkles: "All the Prettiest Girls Go Straight to Hell"

Joaquín "Rock and Roll Circus" López

The Sparkles:

Cuando una canción se  te agarra la yugular,  lo más sensato es no oponer resistencia. Cuando una guitarra acústica anuncia, como los relámpagos antes del trueno, que el siguiente riff va a ser tan demoledor como tu olfato presiente.  Pues bien, así da comienzo el segundo álbum de The Sparklers.

Las Bengalas son un trío oriundo de la refinada Filadelfia y ofrecen  rock'n'roll de verdad, sin concesiones   a calzón quitado y por derecho propio. Independencia total y a contracorriente para una obra maestra publicada a finales del 2017, que merece ser rescatada y disfrutada en toda su integridad.

Porque a mí me han volado la cabeza con esta sublime colección, irónicamente titulada "Todas las chicas más guapas van directamente al infierno".

Cualquier artista o grupo que sea capaz de inventarse acometidas sónicas como la inicial "My ghosts sing" o su continuación con "Lift a dance my Nancy" ya entraría, porque sí, en mi santuario de sublimes perdedores con himnos para esperar el Apocalipsis con una sonrisa en los labios. Mamma mía, si podrían pertenecer a lo más florido del repertorio de los Replacements de Paul Westerberg.

La cosa gira hacia derroteros más campestres en "Battleship glass jar", con  fiddle marinero incluido.

El corte que titula el álbum "All the prettiest girls" y "Upon Radar" evidencian deudas no saldadas con  el "Candy Apple Grey" de Bob Mould y  Husker Dü.

Guitarras turbo, melodías fulminantes y vocales de eficaz desgarre  garajero.

"Muni" y "Very good Gatsby" rezuman emoción de Americana, convicción  y entrega, que emparenta  a The Sparklers con los mismísimos Social Distortion o Uncle Tupelo

La conmovedora balada  que es "St. Providence", con sus deliciosas acústicas y su acolchado fondo de teclado, nos muestran la faceta más sensible y crepuscular del grupo.

 El escalofriante medio tiempo de "Moon and how to shout it" es otra gozada sin paliativos. ¿Cómo se puede ser tan bueno en intensidad y precisión en menos de tres minutos?. El corte final se titula "Local Honey" y sirve para convocar a los espíritus de Paterson Hood (Drive by Truckers) y Kevin Kinney (Drivin'n' Cryin') para una despedida desenchufada fantástica, que me obliga a repetir audición sin remedio.

"All the girls..." está, como tantos excelentes trabajos de hoy en día, destinado a ser disfrutado por una audiencia minoritaria. Si deseas formar parte de ella, estás avisado.  La recompensa está garantizada y The Sparklers  pueden estar realmente orgullosos de este encomiable esfuerzo. Peleando a la contra.

Categories: 2018

12
Julio
2018

The Spindles: "Past and Present"

JOAQUÍN "ROCK AND ROLL CIRCUS" LÓPEZ

The Spindles:

Arrancar un álbum con una pasada como "Prisoner of war" no es tarea fácil, ni está al alcance de cualquier mindundi. Y es que en ella se concentra la esencia y la herencia de nombres como The Records, Blue Ash o The Infidels. Armonías de primera división para un "chorus" monumental como pocos.

De esos que logran erizarte el vello cutáneo como por arte de magia. Vamos, que los Spindles de Chicago bordan esa etiqueta tan injustamente y últimamente infravalorada que llamamos Power Pop. Sí, ese subgénero del Rock del que un montón de músicos actuales parecen rehuir como los gatos de la lluvia.

Además, con el siguiente tema, una "fantabulosa" cover del "Look though any window" de los históricos Hollies, saben salir con un sobresaliente bajo el brazo. Está bien claro que estos tipos saben perfectamente el terreno que pisan, qué asignaturas dominan y en qué registros encuentran su comodidad.

Y va a ser así durante todo el minutaje de esta preciosidad adecuadamente titulada como "Past and Present".
Que la sombra de los Beatles es alargadísima es una evidencia que cualquier "popster" con dos dedos de frente siempre tendrá que reconocer.

Pero es que al sonar "Almost the same" y "Young heart" se me conjuran los espectros sónicos de una de mis mayores debilidades de juventud: The Shoes. ¿Cuántos se acuerdan hoy de los infravalorados y esenciales autores del inmortal "Present Tense"?. Como, ¿que nunca has escuchado esa obra maestra del 79? Pues ya estás tardando amigo mío. Voces transparentes, casi líquidas y de soterrada eficacia para transmitir esos sentimientos de angustia, rendición y dramatismo tan propios de la edad del pavo, aunque acompañadas con guitarras tan rotundas como afiladas.

Pero The Spindles no son precisamente unos niñatos y su veterano aspecto les presenta como una formación experimentada y curtida en muchas batallas de bandas por perdidos garitos del inmenso Medio Oeste norteamericano.

"I want my baby back" y "Peace with the past" son alegatos nueva oleros similares a los de los Great Buildings de Danny Wilde y Phil Solem, antes de transformarse en The Rembrandts.

"Beginning to be your friend" emocionaría a los Gin Blossoms con esas fragancias de Americana/Jangle que a mi me convencen y conmueven a partes iguales.

"Annette" es otro momento álgido y decisivo del álbum, donde el Power se impone sobre el Pop tras lucha titánica entre la sección rítmica y unas guitarras que se doblan en final de apoteosis.

"I fall in love" rememora a los Searchers en su rejuvenecida etapa para el sello Sire, cuando la New Wave los resucitó de su crepuscular decadencia.

"Santa Fe" es una rocanrolera adaptación del original de sus amigos Elvis Brothers, quienes además apoyan personalmente a la banda en un par de cortes del álbum.

Está claro que discos como "Past and Present" y su bonito diseño gráfico no persiguen ningún tipo de ambición comercial, ni de ir más allá de la sanísima intención de hacer disfrutar a la cada vez más disminuida parroquia del guitar/pop.

Pero esto último lo consiguen al cien por cien con estas doce perlas que relucen como doce soles. Canciones ideales para que el oyente intente tararearlas sin desafine a medio pulmón. Melodías para apuntarse a hacer vocales en estribillos pluscuamperfectos a lo Lennon y McCartney, mientras manejas tu invisible Rickenbaker, sin fallar ni una sola nota. Faltaría mas.

"Past and Present" bebe y nos hace beber de la fuente de la eterna juventud. Bravo por The Spindles y su "labour of love". Misión cumplida.

Categories: 2018

20
Mayo
2018

The Connection: "Wish you success"

Joaquín "Rock and Roll Circus" López

The Connection:

Un artefacto que se enciende con una mecha  tan incendiaria como "You know" solo sirve para avisarte de la gran detonación que se avecina. Y es que lo último de esta experimentada banda de New England  no puede ser más conmovedor.

Si todos y cada uno de sus anteriores esfuerzos ya les señalaban como una de las mejores formaciones de PURO POP DE GUITARRAS a nivel mundial, este "Wish you success" es la confirmación definitiva de dicho status.

Articulando un repertorio que fluye poderoso y elegante sin un segundo de relleno o altibajo.  La producción es un espectáculo de seda y platino con esas remezclas en instrumentos y vocales que realzan hasta el infinito canciones que hacen giños continuos a Beatles, Byrds, Searchers, Bobby Fuller, Ramones, Paul Collin's Beat o  Eddie & the Hot Rods... 

Hasta ramalazos de cow/punk se disfrazan en sutiles arreglos para guitarras de twang escuela Dave Edmunds/Nick Lowe. El bueno de Kurt Baker, buen amigo de los Connection, seguro que habría querido dejar su impronta en cualquier recodo de este maravilloso proyecto. ¿Candidato a mejor álbum del año, sección Power Pop?. Dalo por hecho, aunque se me antoja que se debería cobijar bajo la etiqueta de puro y simple ROCK'N'ROLL.

Permítaseme  reflejar un ligero fallo en la secuenciación del tracking: no se puede colocar bajo ningún motivo una barbaridad como "Checking" como segundo corte en el listado final de ningún disco. O lo abre o lo cierra. No hay tu tía.

Si Mr. Cyril Jordan tiene la oportunidad de escuchar la susodicha "cancioncilla" seguro que, primero sonreiría, después levantaría los dos pulgares como señal de aprobación y seguidamente presentaría la más irrevocable de las dimisiones.

Con un riff  de acústica y redoble de batería como mini intro, seguido por otro ENORME acorde de guitarra eléctrica deudor del "Shake some action", la pareja Brad Marino/Geoff Palmer fabrican magia y melodía para la eternidad durante tres minutos y catorce segundos. "Checkin" es un clásico de principio a fin que me atrapa y emociona sin remisión cada vez que lo escucho.

Dados los tiempos que corren con engendros eurovisivos ocupándolo todo, factores X inconfesables e inmundicias de mal gusto sonando a tutti plen,  es verdaderamente milagrosa la existencia de discos y canciones tan hermosas como estas. Sumérgete en el underground, disfruta  con ellas y ten mucho cuidado al salir. Lo que te espera arriba da bastante asco y muuuucho miedo. ¡Aupa The Connection  y aupa Atleti!

Categories: 2018, Mayo

11
Abril
2018

Aitor Ochoa & Mad Mules: "This words will die before the morning"

Joaquín "Rock and Roll Circus" López

Aitor Ochoa & Mad Mules:
Juro por lo más sagrado que se me pueda ocurrir, que si no supiera de antemano del origen geográfico de esta formidable colección  de canciones, uno habría afirmado sin dudar que su procedencia podría ser cualquier estudio perdido en los suburbios de Austin, Detroit, Perth o Melbourne.
 
Pero no, los responsables de esta bendita burrada patria titulada "Todas estas palabras morirán con el amanecer" proceden de la cercana Cantabria y sus guitarras han sido afinadas/afiladas por paisanos con apellidos tan autóctonos como Ochoa, González o Ibáñez.
 
La mente maestra del proyecto es Aitor Ochoa, compositor, cantante y guitarrista. En su curricúlum  están militancias en Soul Getapo y Los Tupper o como colaborador patrio en las aventuras transoceánicas del canguro eléctrico Johnny Casino. Ahí es nada.
 
Pues bien, el bueno de Aitor y sus  compinches de La Mula Loca, pueden decir bien alto y bien fuerte que si nadie lo remedia de aquí a fin de año, y aunque estemos en los albores de la primavera, su álbum es, desde ya, serio aspirante a mejor LP de Rock'n'Roll del 2018. Ya sea en el apartado nacional o internacional. 
 
¿Que exagero un pelo?. Para nada. Desde el  primero hasta el último de sus acordes, todo en "All this words..." es un inmenso tratado de voltaje, emociones, melodías, baladones, nocturnidad, alevosía, estribillos, guitarras cósmicas y kamikazes. Y sobrevolando todo un supremo buen gusto por el buen y clásico Americana/Rock'n'Roll.
 
 
Ni una canción floja y delicatessen musicales por doquier, dignas de Dom Mariani, Crazy Horse, Alejandro Escovedo, Rich Hopkins o Chuck Prophet. Cumbres sónicas donde cada decibelio invertido tiene su porqué, su razón de ser. Hay que haber escuchado, mamado y vivido muy buenas influencias para entregar momentos como "Me & You" "How your day begins", "Stone by stone", "Nothin'" o la oceánica epopeya eléctrica final que es "There's a light".
 
Pero lo que me ha noqueado sin piedad, sin remedio, es una composición venida como del mas allá y que bajo el titulo de "Mule" te agarra por la solapa, te moldea, te seduce y te escupe los mejores punteos que estos oídos han podido escuchar desde aquel genial "Old Country" de Anders Osborne hace un par de temporadas. 
 
Kramer, "Sonic" Smith, Young,  Mascis, Dick Wagner, Steve Hunter, James Williamson y Deniz Tek levantarían pulgares por este alumno aventajado llamado Aitor y por sus secuaces en Mad Mule. Corazón, dedos, cuerdas, pedales, cables, amplificador y pantalla. Y a mi me volaron los sesos. Panda de criminales.
 

Categories: 2018, Abril

18
Febrero
2018

Dane Joneshill: "Everything That Rises Must Converge"

Joaquín "Rock and Roll Circus" López

Dane Joneshill:

Trascender sin apenas dejar huella. Y sin embargo cada microscópico grano de arena es parte imprescindible del más vasto de los desiertos, de la más extensa de las playas. 

En la música siempre han existido autores que de no haber sido descubiertos por una pura y dura casualidad, yo nunca habría podido disfrutar.

Una foto, un detalle en la cubierta, una referencia en los créditos, una conexión invisible o improbable con el título genérico del álbum o con el nombre evocador de una canción. Vaya usted a saber, lo cierto es que por un simple giro del destino muchos de mis discos favoritos fueron realizados por  ilustres desconocidos, que  desde una primera escucha supieron instalarse, ya para siempre, en mi corazón.  La importancia del azar, del encuentro casual.

De cómo llegue a toparme con la música de este cantautor llamado Dane Joneshill sí tengo por seguro que fue  hace unas  pocas fechas, durante una gélida tarde de domingo en Febrero. Pululando por la red de redes y aparcando en un minoritario blog dedicado la escena americana de songwriters,

Allí, un crítico desconocido, pero con innegable acierto y buen gusto, reseñaba elogiosamente la edición limitada en CD de "Everything That Rises Must Converge". Todo lo que crece tiende a converger. Enigma y filosofía.

Además, se incluía también una canción relacionada con el álbum. Pero "mamma mía", que burrada de CANCIÓN. Se titulaba "Long Way Around" y supo atraparme al instante. Allí había clase y oficio, texto y melodía, sentimiento y ejecución. Una canción sencillamente portentosa. Billy Joel, Randy Newman, Dylan, Elton John y  Ryan Adams, John FullbrightDavid Ramirez. Juntos, pero no revueltos. Una autentica maravilla de composición, con inspiradísimo coro gospel final.

La imperiosa necesidad de acudir al álbum completo me convenció, tras su escucha, de que su responsable tenía que ser destacado en esta columna como el talentoso músico que realmente es. Nativo de Alaska, aunque residente actual en Nebraska, Dane Joneshill declara en su página web oficial que el disco se nutre de historias y personajes normales, vulgares, ordinarios.

Las letras tratan sobre las vidas corrientes que vivimos y las muertes diarias que morimos. Y sobre la belleza y la decepción inapelables que habitan en ellas. Todo bajo el agridulce tamiz de la tristeza, de la enfermedad, del compromiso y las adicciones. Porque  incluso en nuestros momentos más felices suele aparecer el rastro de la melancolía.

El autor se interesa ante todo por aquellos a los que a pesar de sus desgracias e infortunio, aún albergan  dosis inquebrantables de esfuerzo y de fe en un futuro un poquito mejor, con las que afrontar la mas dura y tozuda de las realidades. Los cánticos de victoria de los ganadores pueden ser fabricados por otros artistas. A Dane Joneshill solo le importan las plegarias susurradas entre dientes por los perdedores. Para su música y su poesía ellos son los importantes, pues le confirman con su actitud que, aún en los momentos más duros, sabrán sacar fuerzas de flaqueza para poder seguir amando, viviendo y aguantando el tirón.

No es este un álbum divertido para nada; pero rezuma honestidad, verdad y esperanza en todas y cada una de sus sublimes canciones. "Everything That Rises Must Converge" es un puzzle emocional, un tratado actual, clásico y magistral en lo que al Americana y Folk de cantautor se refiere. En su minoritario apartado todo un fortuito y sensacional descubrimiento.

Categories: 2018, Febrero

[12  >>  
Sorprendidos por la alegría de Richard AshcroftSorprendidos por la alegría de Richard Ashcroft

Sorprendidos por la alegría de Richard Ashcroft

  La tristeza, el desamor y la soledad han inspirado a lo largo de la historia canciones maravillosas. ¿Quién nos iba a decir que Richard Ashcroft, precisamente él, iba a volver a la escena con un himno...

Leer más

Dancing in the Street - Martha & the Vandellas: el verano es la calleDancing in the Street - Martha & the Vandellas: el verano es la calle

Dancing in the Street - Martha & the Vandellas: el verano es la calle

El verano es la calle. Un montón de gente por ahí, yendo y viniendo. O sentada en la entrada de un portal. Gente en efervescencia. Gente dispuesta a empezar algo. O Gente aplatanada dejando las horas ...

Leer más

Replantéatelo todo con permiso de Sons of BillReplantéatelo todo con permiso de Sons of Bill

Replantéatelo todo con permiso de Sons of Bill

Sons of Bill sacan disco nuevo de la mochila y lo pondrán de inmediato al alcance de nuestros oídos impacientes. Este 29 de junio es la fecha oficial.

Leer más

Holly Mountain - Noel Gallagher de vuelta al clubHolly Mountain - Noel Gallagher de vuelta al club

Holly Mountain - Noel Gallagher de vuelta al club

"Hasta el día en que muera será una de mis piezas favoritas de la música que he escrito. Suena tremenda en directo. Mis hijos la aman, los amigos de mis hijos la aman y todo el mundo la amará".

Leer más

Registro

Información del uso de cookies

Las cookies son breves informaciones que se envían y almacenan en el disco duro del ordenador del usuario a través de su navegador cuando éste se conecta a una web. Las cookies se pueden utilizar para recaudar y almacenar datos del usuario mientras está conectado para facilitarle los servicios solicitados y que en ocasiones no se suelen conservar. Las cookies pueden ser propias o de terceros.

Existen varios tipos de cookies:

  • Cookies técnicas que facilitan la navegación del usuario y la utilización de las diferentes opciones o servicios que ofrece la web como identificar la sesión, permitir el acceso a determinadas áreas, facilitar pedidos, compras, cumplimentación de formularios, inscripciones, seguridad, facilitar funcionalidades (vídeos, redes sociales, etc.).
  • Cookies de personalización que permiten al usuario acceder a los servicios según sus preferencias (idioma, navegador, configuración, etc.).
  • Cookies de análisis que permiten el análisis anónimo del comportamiento de los usuarios de la web y que permiten medir la actividad del usuario y elaborar perfiles de navegación con el objetivo de mejorar los sitios web.

Por ello, al acceder a nuestra web, en cumplimiento del artículo 22 de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información, en tratar cookies de análisis, le hemos solicitado su consentimiento para su uso. Todo ello para mejorar nuestros servicios. Utilizamos Google Analytics para recopilar información estadística anónima, como por ejemplo el número de visitantes a nuestra web. Las cookies añadidas por Google Analytics se rigen por las políticas de privacidad de Google Analytics. Si usted lo desea puede desactivar las cookies de Google Analytics.

De todos modos, le informamos que puede activar o desactivar estas cookies siguiendo las instrucciones de su navegador de Internet.