El punk se vuelve cuarentón - Punk británico en diez canciones

"Es la música de desocupados ciudadanos, de jóvenes gamberros airados que no pueden ser otra cosa, de ratas callejeras que desatan su violencia en un escenario para no aburrirse".

Así describía el diario El País el movimiento punk en octubre de 1977, con una perspicacia, mesura y estilo literario semejante al que había empleado el No-Do unos años antes para dar la bienvenida al rock & roll.

En el Reino Unido iban más lejos: "Si la música pop va a ser utilizada para destruir nuestras instituciones, debe ser ella destruida en primer lugar", dijo un miembro del Parlamento de Su Majestad.

Cuando se cumplen cuarenta años de la edición de la primera grabación de un grupo punk británico, el single "New Rose" de The Damned, editado el 20 de octubre de 1976, el punk ya no es una amenaza para el sistema y hace mucho que el libro de instrucciones de cómo ser punk se puede comprar en los grandes almacenes.

Pero la influencia que el movimiento ha tenido no solo en la música moderna, donde resulta obvia, sino en el arte en general, es indiscutible y poderosa. Hay un antes y un después del punk. El rock & roll, desde luego, ya nunca fue lo mismo.

Aquellas rabiosas proclamas, despachadas en dos minutos entre cuatro acordes urgentes y distorsionados, dieron lugar a una filosofía vital y, como ocurre con todas las grandes corrientes de pensamiento de la historia de la humanidad, las teorías sobre el origen, el desarrollo y las consecuencias del punk aún provocan encendidos debates y miles y miles de páginas de profundos análisis.

En magnetofono.com nos vamos a conformar, de momento, con un objetivo más modesto: disfrutar de algunas de las canciones que sembraron el germen de aquella revolución.

Como lo que ahora se cumple es el cuarenta aniversario del primer single punk británico, nos quedaremos en las islas. El movimiento se produjo casi simultáneamente en el Reino Unido y en los USA, pero tuvo características musicales, estéticas e ideológicas diferentes a ambos lados del Atlántico, con una base común: desafiar el orden establecido, el musical y el social.

Frente a los norteamericanos, más ilustrados y con un toque musical más vanguardista y erudito, los punks británicos pasaban por ser más primarios. La mayoría eran chavales de clase obrera y utilizaban la música -aunque no todos ni siempre- como vehículo para denunciar su situación vital, dominada por el desempleo, la precariedad y un sistema educativo y social que ofrecía pocas oportunidades si no tenías una buena cuenta corriente. Y eso que Thatcher todavía estaba por llegar.

Musicalmente, el punk británico supuso una reacción a los indigestos excesos de las estrellas de los setenta y sus exhibiciones de virtuosismo vacío y una vuelta a los valores clásicos del rock & roll: sencillez, contundencia, inmediatez. El single volvía a estar de moda, las canciones no duraban más de tres minutos y los que estaban encima del escenario tenían una edad y unas preocupaciones semejantes a los que miraban desde abajo.

Las diez canciones que siguen sirven para hacerse una buena idea del punk británico original. Podrían ser muchas otras -sin ir más lejos, la mayoría del álbum de los Sex Pistols o del primero de los Clash-, pero de éstas no sobra ninguna. Bueno, y no son diez. Hay "bonus tracks."

The Damned - New Rose

Los primeros punks británicos en grabar un single, "New Rose", y un álbum, "Damned, Damned, Damned". Lo suyo no eran las declaraciones políticas ni la retórica, aunque su compositor, Brian James, insiste en que "New Rose" no habla de una chica o de una nueva relación, sino de la naciente escena musical. En la intro que hace David Vanian, el cantante, hay una referencia a "Leader of The Pack", una canción de las Shangri-Las, un grupo femenino de los sesenta.

La cara b del single era para una enloquecida y maravillosa versión de "Help", de los Beatles.  Un pedazo de disco que alcanzó el puesto 46 en las listas y que contó con productor de lujo: Nick Lowe.

 

The Sex Pistols - Anarchy in The U.K

El primer single de los Pistols apareció en noviembre de 1976. Una salvaje descarga de acordes daba paso a los aullidos llenos de sarcasmo con los que John Lydon (de nombre artístico Rotten -podrido-) desgranaba en tres minutos un manifiesto nihilista, indignado y orgulloso para convertir al rock en arma de combate. 

Un concejal londinense puso las cosas en su sitio: "La mayoría de estas bandas mejorarían enormemente con la muerte súbita... Sex Pistols son la antítesis de la humanidad. Me gustaría ver a alguien cavar un agujero muy grande y muy hondo y dejar caer a toda esa maldita gente dentro".


 The Clash - White Riot

Mark Perry, reponsable del fanzine Sniffin Glue (esnifando pegamento), órgano oficioso del movimiento, sentenció que el punk murió "el día que los Clash ficharon por CBS". Eso fue en enero de 1977. Un par de meses después apareció el primer sencillo del grupo, "White Riot", inspirado por los sucesos violentos del carnaval de Nothing Hill de 1976. Si los Pistols representaban el nihilismo, la anarquía y el caos, los Clash tomaron la bandera del activismo político y la denuncia social. En "White Riot" hablan de la  pasividad de los jóvenes ingleses blancos a la hora de defender sus derechos.

En la cara b del single aparecía "1977", otra crónica de la deprimida sociedad del momento, coronada por el "No Elvis, Beatles, o The Rolling Stones en 1977", un eslogan que definía el punk en 50 caracteres: ya no se podía contar con los protagonistas de la revolución de la década anterior;  el turno era ahora para la siguiente generación.

The Jam - In The City

Con sus trajes, su corte de pelo, su pasión por la música de los sesenta y su procedencia provinciana, -venían de Woking, una pequeña población obrera a 50 kilómetros de Londres- los Jam eran vistos con cierta desconfianza por los "faces" del punk. 
Aunque musicalmente los límites del movimiento enseguida se le quedaron muy cortos a Paul Weller, los Jam fueron la banda, al menos entre las que tuvieron éxito, más fiel al espíritu del punk, incluida su autodisolución en su momento de mayor esplendor comercial.
"In the City" fue su demoledor primer sencillo y dio título al primer álbum. Weller encontró en los Sex Pistols y, sobre todo, en Joe Strummer la inspiración para la temática de sus canciones. A cambio, los Pistols copiaron las guitarras de "In the City" en la introducción de "Holidays in the Sun".

 

The Stranglers - "Something Better Change"

Algo más talluditos que sus colegas, los Stranglers ya era bestias antes del punk, así que el movimiento les dio carta de naturaleza. Su seña distintiva era el órgano, que hizo que algunos les emparentaran equivocadamente con los Doors. 

"Ratus Novergicus" fue su primer álbum y solo unos meses después llegó el segundo,"No More Heroes", también en 1977. Allí había algunas canciones que se convirtieron en himnos instantáneos del punk, especialmente la que da título al disco y la tremenda "Something Better Change" (más vale que algo cambie).

The Buzzcocks - I Don't Mind

Los Buzzcocks dejaron a un lado la faceta del compromiso político y social y optaron por la irreverencia. Howard Devoto y Pete Shelley formaron la banda tras ver a los Pistols en Manchester, en uno de esos conciertos en los que todo el mundo estuvo aunque en la sala había 40 personas. Eso sí, los cuarenta formaron bandas que luego se hicieron famosas.

Fueron pioneros en juntar la aceleración y la energía del punk con melodías pop irresistibles pero casi nunca obvias. Su recopilación de singles, editada en 1979, es uno de los discos imprescindibles de la época. Una de sus grandes canciones, entre otras muchas, es "I Don't Mind" (1977).

The Undertones - Teenage Kicks 

En 1977 las cosas en Irlanda del Norte estaban peliagudas. Sin embargo, los Undertones dejaron de lado los temas políticos en sus canciones y se centraron en preocupaciones adolescentes universales. Como los Buzzcoks, se inclinaron por combinar la urgencia punk y la melodía y crearon una serie de estupendas canciones de puro pop acelerado. 

"Teenage Kicks" fue la primera. Una historia de amor juvenil y desamparo, publicada en 1978, con unas guitarras y un estribillo de los que atrapan a la primera y revestida de un sonido más duro que la mayoría de las que vinieron después. Por cierto, una de las favoritas del mítico locutor de la BBC John Peel.

 

Sham 69 - The Kids Are United

Sham 69 eran proletarios de verdad y, como los Jam, venían de provincias.  Sus proclamas eran honestas, aunque más bien sucintas y primarias, y sus guitarrazos seguían la misma tónica. "The Kids Are United" es una brillante muestra de todo ello.

Al ver los vídeos de la mayoría de estas canciones se advierte una inquietante ausencia femenina en el público. Cuando Sham 69 dice que "los chicos unidos no serán divididos" parecen referirse a eso, solo chicos.  


 

X Ray Spex . Oh Bondage! Up Yours!

Sin embargo, el punk supuso la irrupción de las mujeres en los escenarios rockeros. Hasta entonces, el único precedente claro, y casi contemporáneo, era el de las Runaways, formadas en 1975, la primera banda íntegramente femenina en tocar rock a todo trapo.

Una de esas mujeres fue Poly Styrene, al frente de X Ray Spex, un grupo que grabó otro de los álbumes destacados de la época, "Germ Free Adolescents" (1978), y, sobre todo, el himno punk feminista  "Oh Bondage! Up Yours!". X Ray Spex contaban con una rareza que les distinguía de los otros grupos de la escena, la presencia de un saxo, también a cargo de una fémina, Lora Logic.

Complete Control - The Clash

Otra de las grandes canciones que "The Clash" grabaron en 1977, en este caso seis meses después del primer álbum, y que solo se publicó como single, algo que también ocurrió con otros de sus temas más emblemáticos - "White Man in the Hammersmith Palis", "Clash City Rockers"...-  Producido por el jamaicano Lee Perry, autor a su vez de "Police & Thieves", una pieza reggae que los Clash versionaban en el primer disco.

Sin embargo, en "Complete Control" no hay ritmos jamaicanos por ninguna parte, sino un ataque de guitarras devastador como banda sonora para una crónica de las peripecias del punk narradas desde dentro: en cada hotel nos tenemos que enfrentar con la ley / que ha venido para asegurar la fiesta / hemos hecho algo malo / control total incluso sobre esta canción / dijeron que tendríamos libertad artística / cuando firmamos aquel trozo de papel / lo que querían decir es hagamos un montón de dinero /.../ estos son los punk rockers / controlados por el precio de las primeras drogas que tenemos que encontrar.

God Save The Queen - Sex Pistols

Es posible que ustedes piensen que lo de la juventud sin futuro es cosa de ahora. Pero no, Malcon McClaren y sus muchachos ya lo tenían claro en 1977: No hay futuro para ti / Dios salve a la Reina y su régimen fascista. En pleno aniversario de la coronación de la reina, la prohibición en los medios de la canción no haría más que aumentar su impacto y confirmar el éxito de la estrategia publicitaria del maquiavélico Malcon McClaren.

Los Pistols ya habían sido expulsados de EMI y luego de A & M unos meses antes, así que tanto el sencillo "God Save the Queen" como su álbum "Never Mind the Bollocks", el primero y último que grabaron, fueron publicados por Virgin. Escándalo tras escándalo, los Pistols se embarcarían después en una gira americana que acabaría con el grupo y con la vida de su bajista, el singular Sid Vicious.

Una trayectoria de un par de años, un solo disco largo y unos pocos singles bastaron para convertir a los Sex Pistols en una de las bandas más influyentes de todos los tiempos.

Blitkrieg Bop -Ramones

Los Ramones eran de Queens, Nueva York, pero su ascendiente sobre muchas de las bandas que formaron la escena británica fue tan grande que sin ellos a esta lista le faltaría algo. Hey! Ooh!, Let's Go.!!!!!

Miradas

  • Walker Evans

    Las cámaras poco a poco se fueron convirtiendo en algo pequeño y manejable. Evans (1903-1975) fue de los primeros en descubrir el potencial que tenían para captar imágenes cotidianas.

    Leer más

  • Hippolythe Bayard

    Fue uno de los padres de la fotografía, no llegó a ser tan conocido como Daguerre, Talbot o Niepce, y sus contribuciones no convencieron al gobierno francés para que siguiese el camino de sus investigaciones. Organizó la primera exposición fotográfica de la historia, para ayudar a las víctimas de un terremoto en la isla de la Martinica, en junio de 1839, año de la difusión del daguerrotipo.

    Leer más

  • Eugene Atget

    Encumbrado por los surrealistas, Eugene Atget (1857-1927) hizo miles de fotografías de personajes y situaciones cotidianas de las calles de París. Su facilidad para encontrar los objetos de sus imágenes le perfilan como uno de los grandes de la fotografía del siglo XX.

    Leer más

  • Silvia Plachy

    La fotografa, de origen húngaro afincada en Estados Unidos, personaje imprescindible en el panorama fotográfico americano, ha colaborado con publicaciones como The New Yorker, Newsweek, Wired, Vogue, Village Voice, Life o The New York Times y su obra está

    Leer más

  • Jaime Ibarra

    Ser hispano-australiano suena muy exótico y si le añadimos la profesión de guitarrista de flamenco y la de diseñador de páginas web al menos se despierta la curiosidad. Pero si por casualidad, caemos en su página web y vemos sus fotografiías, lo que se despierta es el lado del cerebro que aprecia la belleza, el glamour y la sensualidad.

    Leer más

  • Ken Rosenthal

    Acercarnos a la obra de Ken Rosenthal significa abrir la mente a un mundo que va más allá de nuestros ojos. Salir de nuestro tiempo y espacio e introducirnos con un vuelo fugaz en lo más profundo del pensamiento: allí donde habitan nuestros fantasmas.

    Leer más

  • La ciudad vacía

    En estos días en que las grandes ciudades se quedan sin el humo y la aglomeración de los coches, y solo el calor hace compañía a las sillas de las terrazas, toma forma la presencia de la ciudad como tal, con sus calles desnudas y sus edificios vacíos que muestran el esplendor de sus fachadas.

    Leer más

  • Margaret Bourke-White

    Margaret Bourke-White (1904-1971) fue la primera fotógrafa occidental a la que se le permitió fotografiar la industria soviética y la primera mujer fotógrafa que trabajó para la revista Life.

    Leer más

  • Sabine Finkenauer, la pintura cotidiana

    La obra de Sabine Finkenauer, artista alemana (Rockenhausen, 1961) afincada en Barcelona desde 1993, representa una visión madura de la infancia, con una iconografía elemental que parte del abstracto para llegar a la representación metafórica de la niña que lleva dentro.

    Leer más

  • George Dubose

    Llegó a New York en plena eclosión punk y se convirtió en fotógrafo de numerosos grupos - Ramones, B'52, Fleshtones - del underground neoyorquino, para seguir con la new wave y llegar hasta el hip hop.

    Leer más

  • Charles Marville

    Charles Marville, (París julio 17, 1813 a junio 1, 1879 París), fue un fotógrafo francés centrado en la arquitectura y el paisaje urbano.

    Leer más

  • Richard Billingham

    Richard Billingham (nacido el 25 de septiembre 1970) es un fotógrafo y artista Inglés que es mejor conocido por su álbum de fotos de la sonrisa de Ray que documenta la vida de su padre alcohólico Ray y Liz, su madre. 

    Leer más

  • Manuel Vilariño

    El artista con sus fotografías de técnica realista, pero simbolismo profundo de lo vivo y lo muerto, de la realidad a la fantasía, camina por espacios unas veces angustiosos y otras simplemente amenos.

    Leer más

  • Eugenio Recuenco

    Probablemente hayas visto muchas fotos suyas y ni te hayas enterado. Y eso no es lo peor, casi seguro que has visto a una modelo guapetona con un vestido muy caro y ni te has fijado que la foto era algo más que una foto publicitaria.

    Leer más

  • Héctor Sos, narraciones de luz

    Después de su última exposición, My Love is not dead, con la que participó junto a la Galería Cànem en Arco, Héctor Sos, artista castellonense de amplia trayectoria, se confirma como un autor que llega a la gente joven.

    Leer más

  • La superposición del arte de Carlos Sánchez Alonso

    Dejarse llevar a épocas anteriores por un autor contemporáneo que hace arte de nuestros días parece una contradicción. Pero en la obra de Carlos Sánchez Alonso hay algo que llama a los espíritus del pasado como si de un conjuro se tratara.

    Leer más

"Love me or leave me": una última ronda por Nina Simone

Los homenajes póstumos son como esa última copa que te ofrece el camarero cuando ya no te tienes en pie: no puedes disfrutarla, pero mucho menos rechazarla.

Leer más

Now - The Plimsouls: Power Pop eres túNow - The Plimsouls: Power Pop eres tú

Now - The Plimsouls: Power Pop eres tú

¿Qué es power pop?, dices mientras clavas tus melodías infalibles en mis tímpanos. Power pop... eres tú.

Leer más

Human Living Girl - The Regrettes: mujeres realesHuman Living Girl - The Regrettes: mujeres reales

Human Living Girl - The Regrettes: mujeres reales

Tengo granos en la cara / Y grasa en el pelo  Piernas con sarpullido / sigue adelante y fíjate Un culo llenas de estrías y pequeñas tetas y una bella barriga repleta de comida

Leer más

Gimme Gimme Rockaway - Steve Conte te alegra el díaGimme Gimme Rockaway - Steve Conte te alegra el día

Gimme Gimme Rockaway - Steve Conte te alegra el día

"Gimme Gimme Rockaway", de Steve Conte, ha sido elegida por los oyentes del programa de radio Underground Garage -Little Steven- la segunda canción más "cool" de 2017. Y con razón, porque desde su primera...

Leer más

Registro

Información del uso de cookies

Las cookies son breves informaciones que se envían y almacenan en el disco duro del ordenador del usuario a través de su navegador cuando éste se conecta a una web. Las cookies se pueden utilizar para recaudar y almacenar datos del usuario mientras está conectado para facilitarle los servicios solicitados y que en ocasiones no se suelen conservar. Las cookies pueden ser propias o de terceros.

Existen varios tipos de cookies:

  • Cookies técnicas que facilitan la navegación del usuario y la utilización de las diferentes opciones o servicios que ofrece la web como identificar la sesión, permitir el acceso a determinadas áreas, facilitar pedidos, compras, cumplimentación de formularios, inscripciones, seguridad, facilitar funcionalidades (vídeos, redes sociales, etc.).
  • Cookies de personalización que permiten al usuario acceder a los servicios según sus preferencias (idioma, navegador, configuración, etc.).
  • Cookies de análisis que permiten el análisis anónimo del comportamiento de los usuarios de la web y que permiten medir la actividad del usuario y elaborar perfiles de navegación con el objetivo de mejorar los sitios web.

Por ello, al acceder a nuestra web, en cumplimiento del artículo 22 de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información, en tratar cookies de análisis, le hemos solicitado su consentimiento para su uso. Todo ello para mejorar nuestros servicios. Utilizamos Google Analytics para recopilar información estadística anónima, como por ejemplo el número de visitantes a nuestra web. Las cookies añadidas por Google Analytics se rigen por las políticas de privacidad de Google Analytics. Si usted lo desea puede desactivar las cookies de Google Analytics.

De todos modos, le informamos que puede activar o desactivar estas cookies siguiendo las instrucciones de su navegador de Internet.